CR7 se disfrazó de vagabundo en una de las peatonales de Madrid y con una pelota trató de jugar con la gente, pero la mayoría lo ionoró. Hasta una mujer le negó pasarle el número de teléfono y solo se dejó ver con un niño, al cual le terminó regalando la pelota.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia