Enérgico, inquieto y hasta el borde de la locura, así se lo vio a Daniel Cravero en su debut como entrenador de Central Norte frente a Camioneros Argentinos.
Se cumplió con la famosa ley del fútbol: técnico que debuta gana. Pero más allá de la satisfacción de conseguir sus primeros tres puntos en el cuervo, Cravero sabe que tendrá que trabajar mucho para levantar a este equipo.
"Menos mal que ganamos, fue un partido muy parejo, el que hacía el gol ganaba y lo hicimos nosotros. Al último lo supimos mantener con dos hombres menos, los jugadores se mataron y eso les va a dar ánimo y tranquilidad para lo que viene", remarcó el DT, quien remarcó: "Tenemos que mejorar en todos los aspectos, futbolística y físicamente. Si ellos (por Camioneros) hacían el gol, perdíamos 1 a 0 porque no teníamos respuestas; por suerte nos tocó hacerlo nosotros. En el segundo tiempo, defensivamente hicimos un buen partido. Hay que trabajar mucho para ser protagonistas".
Embed

Asumiendo la responsabilidad de estar en un club grande de Salta, Cravero no anda con vueltas y no viene a dar el "verso": "Hoy me tocó ganar. Hay que saber dónde estamos, este es un club importante, una institución grande, no vengo a decir el verso de que tenemos que ser protagonista, hay que mejorar muchísimo pero el triunfo ayuda. Cuando los equipos vienen mal, no solamente influye lo físico, también lo mental".
Por último, el Chango reflejó como vivió su primer partido en el banco cuervo: "Estaba tocando la locura, uno se pone loco porque de afuera se ve más fácil pero adentro cuesta. Lo importante es que sacamos tres puntos que van a venir muy bien a todos, a los dirigentes y a la gente".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia