Fiel a su costumbre a la hora de declarar, Juan Carlos Crespi chicaneó al rival de toda la vida e ironizó con el festejo de River por no haber recibido más tantos en la histórica goleada sufrida en Mendoza. A su vez, aseguró que "Boca va a ganar la Copa Libertadores" y en relación al gran plantel, advirtió: "Una cosa es el nombre y otra ponerse la camiseta azul y amarilla".
No sorprende para nada y en cada oportunidad que se lo entrevista, Juan Carlos Crespi deja algún título interesante. Por supuesto, uno de los temas que recurre siempre es al rival de toda la vida: River. Aprovechándose de la histórica goleada del verano, el vicepresidente de Boca ironizó con que el "Millonario" debiera estar contento por no haber recibido más de cinco goles.
"A River le fue bien con Boca en el verano y tuvo suerte; le podríamos haber hecho más de cinco goles", disparó el dirigente en diálogo con Radio América. Crespi continuó con su habitual fanatismo y exceso de confianza y aseguró que el club logrará la séptima Copa Libertadores de su historia: "Todos queremos la Copa Libertadores y no tengo dudas de que vamos a salir campeones".
Más allá de esto, habló de lo 'pesada' que es la camiseta de Boca: "Una cosa es el nombre y otra ponerse la camiseta azul y amarilla". Y en relación a los refuerzos, agregó: "Muy pocos son los jugadores que compró Boca, muchos vinieron a préstamo. La inversión no es tan onerosa como parece. Lo que pasa es que tiene una buena administración. Nunca hubo un reclamo de la AFIP ante las compras que hicimos". Y sobre el arribo de Tevez, aseguró que "no será a mitad de año", como muchos afirman.
Para cerrar, pese al año político que se va a vivir en el club por las elecciones de diciembre, pidió que "todos tiremos para el mismo lado así Boca puede lograr los objetivos. Jugadores, cuerpo técnico y dirigentes debemos estar unidos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia