El argentino Sebastián Crismanich, campeón olímpico en la división hasta 80 kilogramos en Londres 2012, no pudo lograr su objetivo de acceder a los Juegos Río de Janeiro 2016, al perder por punto de oro el combate decisivo que sostuvo en el Preolímpico de Aguascalientes, México.
El correntino, quien tuvo que recuperarse de una fractura de tibia y peroné de pierna derecha que sufrió en esta misma ciudad hace prácticamente un año, cayó en una de las semifinales con el dominicano Moisés Hernández por un ajustado 2-1 y ahora sólo tiene una posibilidad de llegar a Río: una invitación especial.
La última medalla de oro para la Argentina en citas olímpicas estuvo a apenas tres segundos de lograr la ansiada clasificación a la máxima competencia deportiva, pero una inoportuna caída y la pertinente sanción dejó el marcador 1-1 en el lance. En el tiempo extra, el dominicano pegó primero, sumó el 'punto de oro' y obtuvo así el pasaporte a la cita brasileña.
En el primer combate del certamen clasificatorio, Crismanich había conseguido un contundente éxito sobre el chileno Elías Robles (8-2), por cuartos de final.
Ahora al correntino le queda solamente la chance de ser beneficiado con una invitación especial de parte de la Federación Internacional de Taekwondo (WTF) para intentar defender el título alcanzado cuatro años atrás.
La otra plaza de la categoría hasta 80 kilos fue ganada por el emblemático estadounidense Steven López (37 años), medalla de oro en Sydney 2000 y Atenas 2004, que le ganó por 4-3 al cubano Angel Cobas, en la restante semifinal.
La platense Luciana Angiolillo (57 kilos) tampoco pudo cumplir su sueño de pasaje olímpico, pues perdió en el primer lance con la venezolana Adriana Martínez, por 2-1.
Mañana será el turno del bonaerense Lucas Guzmán (58 kilos) y de la santafesina Alexis Arnoldt (63), quienes también buscarán sus respectivas clasificaciones para que el taekwondo tenga representación celeste y blanca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia