Criticarlo por haber caminado la cancha en la final, o por su falta de actitud para ponerse el equipo al hombro cuando el resto desaparece, es una cosa. Y pedir que renuncie a la Selección es otra, muy distinta, es irrisorio y raya lo ridículo. Aunque todas las opiniones son respetables, no se puede celebrar que deje de jugar en la Selección, como tampoco se puede asegurar que sin él Argentina no clasificará a Rusia 2018.
La encuesta que lanzamos en alentandooo.com refleja el apoyo al crack y el dolor de haber perdido otra final con el mejor del mundo, en la misma medida. Parejita la votación, aunque en Twitter la gran mayoría de los que plantaron su bandera con el Hashtag #SinMessi respaldaron a Lío. Messi no debe irse, sino más bien aguantar las críticas, saber que son parte de su profesión, levantarse y seguir buscando el éxito que hasta acá no ha tenido con la Selección.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia