Julio Grondona y tres empresarios argentinos aparecen implicados en el escándalo por presunta corrupción en la que la Justicia de los Estados Unidos investiga a la FIFA por supuestos actos de corrupción y por la que fueron detenidos siete importantes dirigentes de esa entidad.
La denuncia de 161 páginas que presentó hoy en los Estados Unidos la procuradora general, Loretta Lynch involucra, sin nombrarlo, al ex titular de la AFA Julio Grondona, de quien se dice que recibió 15 millones de dólares en concepto de "sobornos" por la organización de las Copas América hasta el año 2021. El informe señala textualmente en el párrafo 249 que la empresa Datisa estuvo "de acuerdo" en pagar 100 millones de dólares "en sobornos a funcionarios de la Conmebol, quienes también eran funcionarios de FIFA a cambio del contrato de la Copa América 2013" y de las cuatro subsiguientes.
Los fiscales acreditaron que el pago fue de 20 millones a la firma del contrato, que se suman a 20 millones de dólares más por cada una de las cuatro ediciones subsiguientes del torneo, todos subdivididos en los pagos de la misma manera.
A la hora de repartir el pago, el informe señala que cada una de las porciones de 20 millones de dólares "debía ser dividido entre los receptores del soborno así: 3 millones de dólares a cada uno de los tres primeros funcionarios de la Conmebol (el presidente de la Confederación y los presidentes de las federaciones brasileñas y argentinas)" y el resto para escalones menores, entre ellos los restantes presidentes de federaciones y otros funcionarios de la Conmebol.

FIFA Blatter con Grondona.jpg

En la conferencia de prensa que dio Lynch tras la denuncia que involucra a particulares y a miembros de la FIFA y de otras federaciones no nombró a Grondona, hasta que la referencia a su cargo apareció en la página 105 del informe.
Grondona falleció el 30 de julio del año último y a su sepelio viajaron dos de los acusados con nombre y apellido en el informe, uno de ellos ahora preso en Zurich y el otro internado en una clínica: el uruguayo Eugenio Figueredo y el paraguayo Nicolás Leoz, respectivamente.
Los empresarios argentinos Alejandro Burzaco, presidente de la empresa Torneos y Competencias, y Hugo y Mariano Jinkis, de la empresa Full Play, son tres de los 14 acusados por la Justicia norteamericana y durante la jornada de hoy la embajada de ese país en Buenos Aires solicitó formalmente a la Cancillería el arresto provivisonal con fines de extradición.
Mediante un comunicado la Cancillería argentina puntualizó que "dichos pedidos fueron entregados en el Juzgado Federal numero 8 cuyo titular es el Dr. Marcelo Martinez de Giorgi aproximadamente a las 20.30 horas, siguiendo la normativa aplicable a estos casos".
En la investigación, desarrollada por la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Este del Estado de Nueva York, están imputados nueve directivos de la máxima entidad del fútbol mundial y otros cinco empleados de ese organismo.
En el marco de esa causa, temprano por la mañana las autoridades suizas cumplieron con el pedido de sus pares norteamericanos y detuvieron en un lujoso hotel de Zurich a siete importantes dirigentes de la máxima entidad del fútbol, entre ellos al uruguayo Eugenio Figueredo, vicepresidente de Comnebol y de la FIFA.
Los otros detenidos son Eduardo Li (presidente de la Federación costarricense y funcionario de la FIFA), José Maria Marin (miembro ejecutivo de la CONMEBOL por Brasil), Julio Rocha (ex presidente de la Federación nicaragüense y funcionario de la FIFA.), Costas Takkas (ex secretario general de la Federación de Islas Caimán), Jeffrey Webb (presidente de la CONCACAF y vice de la FIFA) y Rafael Esquivel (vicepresidente de la Conmebol y presidente de la federación venezolana).
Además, entre los imputados está el paraguayo Nicolás Leoz, vice de la FIFA y ex presidente de la Conmebol, cargo que ocupó durante 27 años, desde 1986 hasta 2013.
Loretta Lynch puntualizó en un comunicado que la investigación "se extiende al menos a lo largo de dos generaciones de directivos del fútbol, sospechosos de haber abusado de sus posiciones para hacerse con millones de dólares en sobornos y retrocomisiones".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia