Lo vio crecer. Lo formó deportiva y humanamente. Estuvo en las buenas y en las malas y seguirá estando. Rafael Cocha celebró como pocos las dos medallas que su hijo, Tommy Cocha, ganó el domingo pasado en los Juegos Panamericanos de Toronto. El golfista salteño obtuvo la medalla de plata en la competencia individual y la de bronce en la prueba por equipos y sobre estos logros habló su padre con El Tribuno.
"Realmente estamos muy felices por otro éxito de Tommy. Esto es sumamente importante para el golf argentino con el fin de difundirlo y popularizarlo", señaló Rafael, que por razones laborales vive en España junto a su esposa.
Además de la sinceridad que muestra por los éxitos de Tommy, Rafael también señaló que al principio no estaba del todo de acuerdo con la participación de su hijo en los Panamericanos. "Cuando Tommy me habló que le pidieron que integre el equipo argentino en los Juegos Panamericanos en Toronto, tuve dos charlas largas con él oponiéndome a sus ganas de hacerlo, ya que yo le aconsejaba que era hora que piense y se enfoque solamente en su futuro. Participo en cada decisión que se toma, pero cuando vi que tanta fue su insistencia que quería estar en Toronto con los colores argentinos, que al final lo apoye. La Asociación Argentina de Golf cada vez que lo llamó para representar a Argentina jamas fue defraudada. Tommy colaboró siempre con los equipos trayendo títulos. Él cuando tiene los colores argentinos se agranda y rinde", expresó Rafael Cocha.
Para acentuar el espíritu de competencia de Tommy, su padre contó una anécdota que los pinta de cuerpo y alma. "Cuando tenía 5 años una tarde lo dejé en el club y me dijo 'papá no me gusta como le estoy pegando, hoy no voy a ir a la cancha voy a quedarme en el driving'. A las cinco horas volví a buscarlo y la gente del driving me miraba y se reía, se acercan y me dicen 'no vas a creer cuantas pelotas tiro Tommy hoy... 1.000'; me acerco y le digo 'Tommy es verdad que tiraste mil', y el me respondió 'no sé papá, no sé contar hasta 1.000, pero no paré desde que llegué'", relató su padre acompañando con una sonrisa.
Desde muy chico, mostró las ganas de triunfar y ya cuenta con varios títulos en su carrera. Va por más para dejar bien parado al golf argentino ante el mundo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia