Las deserciones de deportistas cubanos que se produjeron en los Juegos Panamericanos de Toronto ya superan la cifra más alta que se produjo en Winnipeg 1999. Según datos extraoficiales más de una veintena de atletas abandonaron la Villa Panamericana, algunos se dirigieron hacia Estados Unidos y de otros se desconoce el destino. En 1999 se produjeron 13 deserciones.
Hoy el equipo masculino de hockey sobre césped se presentó a jugar con 8 jugadores, la mitad de los que llegaron a Toronto. 'Tenemos siete compañeros en Estados Unidos. Pero hoy fuimos a representar a Cuba con nuestro mejor esfuerzo, nuestro amor por la bandera y nuestro amor por el equipo', dijo el jugador Roger Aguilera, después de perder por 13-0 ante Trinidad y Tobago. Algo similar sucedió ayer ya que el equipo femenino solo contó con nueve jugadoras.
Los primeros atletas cubanos que desertaron fueron los remeros cubanos Leosmel Ramos, Wilber Turro, Manuel Suárez y Orlando Sotolongo, que dejaron el equipo y viajaron a Estados Unidos. También hay que sumar a dos clavadistas y a dos beisbolistas que dejaron su Selección antes de llegar a Canadá.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia