Luis Rueda, con su determinación de echar a Víctor Cuellar, dejó al preparador físico como el padre del fracaso de Gimnasia y Tiro, y de su pésimo comienzo como entrenador donde sacó 3 puntos de los 21 que tuvo como cabeza del grupo.
Lo del Cóndor fue tan pobre como la campaña del albo. En todo este tiempo, el técnico no hizo una sola autocrítica de su pobre trabajo táctico a la hora de plantar un equipo dentro del campo de juego. De su fracaso como líder del grupo. Y para borrar de un plumazo su pobrísimo desempeño decidió dejar sin trabajo a un hombre que durante 8 años le puso el hombro al club de la Vicente López. Cuellar trabajó durante todo este tiempo en negro. Si él quisiera le haría un "buraco" millonario a Gimnasia y Tiro.
Cuentan, aquellos que conocen muy bien a preparador físico, que está muy caliente con la decisión de Rueda y por el poco apoyo que encontró en la Comisión Directiva. "Pensar que me quise ir cuando asumió Salvador Ragusa. Ellos me convencieron para que me quede y ahora me echan como si fuera un fracasado. No merecía irme como perdedor", le dijo a un allegado con el cual El Tribuno tuvo un contacto para saber cómo había tomado Cuellar su desvinculación del club albo.
"Me clavó un puñal por la espalda, me tiró el fracaso del equipo por la cabeza como si yo fuera el único culpable", señaló Vicky a sus amigos muy caliente. "Me clavó un puñal por la espalda, me tiró el fracaso del equipo por la cabeza como si yo fuera el único culpable", señaló Vicky a sus amigos muy caliente.
Es que el preparador físico se enteró que durante la reunión que tuvo el Cóndor Rueda con la subcomisión de fútbol, éste tiró la primera bomba de las muchas que vienen explotando en la Vicente López. "No lo quiero más a Cuellar. El es amigo de los jugadores y la intensidad del trabajo no es buena", soltó el DT. Estos dichos explosivos y que sorprendió a más de un dirigente fue el paso inmediato a la partida del preparador físico "No lo quiero más a Cuellar. El es amigo de los jugadores y la intensidad del trabajo no es buena", soltó el DT. Estos dichos explosivos y que sorprendió a más de un dirigente fue el paso inmediato a la partida del preparador físico.
Al otro día, y sin todavía una decisión tomada por parte de la subcomisión de fútbol (quería analizar el caso y estaban a favor de que se quede), Rueda se movió rápidamente y dio a conocer la partida de Víctor Cuellar del club.

La inversión de un tipo de bien

Víctor Cuéllar no sólo trabajó como preparador físico durante 8 años en Gimnasia y Tiro en negro, sino que hasta invirtió plata para comprar algunas máquinas para ayudar a la preparación del plantel.Dicen que Vicky invirtió casi 30.000 pesos de su propio bolsillo sin pedir nada a cambio, y es por eso que le dolió que nadie de la actual dirigencia hacia salido a bancarlo en esta situación.
Dicen que Vicky invirtió casi 30.000 pesos de su propio bolsillo sin pedir nada a cambio, y es por eso que le dolió que nadie de la actual dirigencia hacia salido a bancarlo en esta situación.
"Sabés cual fue el error de Cuellar, haberse quedado con Salvador Ragusa. El se quería ir cuando contrataron al entrenador porque sabía que el Profe no lo dejaría trabajar como él quería, pero se bancó todo, y ahora le dieron una patada en el traste como si fuera el peor", le dijo la misma fuente a este matutino. Cuellar, por ahora, no quiere hablar del tema. Está muy dolorido por lo sucedido, sabe que algún día puede volver a la Vicente López, por eso tiene pensado no hablar, "comerse el sapo" y dejar que el tiempo ponga las cosas en su lugar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia