El argentino César René Cuenca obtuvo este sábado en Macao, China, el vacante título superligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), al vencer por puntos en fallo unánime en 12 rounds, al local Ik Yang, en una demostración impecable y brillante de boxeo.
El jurado falló el pleito realizado en el Cotai Arena del Venetian Resort de Macao, con estos guarismos a favor del argentino: 117-110, 115-110 y 116-109.
El árbitro filipino Danrex Tapdasan -de buena actuación- le descontó un punto a Yang en el último capítulo por reiteradas infracciones.
Cuenca (63,200 kilos) se quedó el con vacante título superligero FIB, en forma brillante en una pelea en la cual salió decidido a imponer su refinada técnica y estilo boxístico de alto nivel ante un rival que fue 'desnudado' por el accionar del chaqueño y que no pudo aplicar golpes claros y certeros durante todo el combate.
En el primer asalto, el zurdo Cuenca sorprendió a Yang (63,400) con su permanente bailoteo y manos sacadas desde afuera, exhibiendo un interesante jab (directo) de derecha que tuvo sus frutos cuando sobre el final de esa vuelta derribó al local con una seguidilla de golpes que impactaron en la zona alta.
De allí en más, Cuenca siguió con su correcto plan de pelea diseñado junto a su técnico Mario Tedesco. Mediante un estado físico admirable y con golpes certeros y de buena factura, se adueñó del ring, aunque sobre el final del quinto asalto Yang le asestó un cruzado en el mentón y lo mandó a la lona.
Esa caída no tuvo consecuencias para el chaqueño que continuó mandando en el cuadrilátero para ir minando física y anímicamente a su desconcertado y abatido rival que nunca pudo llegar a conectar una mano salvadora dado que el resultado estaba sentenciado de antemano.
Con esta victoria, Cuenca, de 34 años, quien subió al ring siendo el número uno del ranking de la FIB, elevó su record a 48 peleas ganadas, con dos nocauts. Por su parte, el chino Yang (30) resignó su invicto y quedó con un historial de 19-1 (14 kos.), y estaba segundo en ese escalafón.
En la actualidad, Argentina cuenta con tres campeones ecuménicos: Jesús Cuellar (pluma AMB), Víctor Emilio Ramírez (interino crucero FIB), y el propio Cuenca.

De leñador a rey de la FIB

Cuenca logró a los 34 años ser campeón del mundo. Espero con paciencia su oportunidad y no la desaprovechó. El "Distinto" Cuenca nació en la localidad de Tres Isletas, en el centro de Chaco. A los 12 años cortaba leña en el monte con su padre. Pasaron los años y César decidió dejar su pueblo natal para probar suerte en Buenos Aires.Se radicó en la zona de San Miguel, donde dio los primeros pasos en el mundo del boxeo. Fue retador al título del mundo de la OMB, pero la organización no le dio lugar, ya que por ese entonces su presidente Francisco Valcarcel señaló: Las cadenas de TV no lo quieren". La FIB le otorgó la chance mundialista y César la aprovechó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia