La Clásica 1º de Mayo atrae a los más importantes corredores del país y también a quienes dejaron de correr. Uno de ellos es el campeón olímpico Juan Curuchet, que una vez más llegó a nuestra ciudad para colaborar con la organización y también para disfrutar de todo lo que rodea a la competencia que alguna vez corrió.
El marplatense ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 junto a Walter Pérez. Corrió la Clásica y ayer entre otros motivos también vino a apoyar a su hijo Juan Ignacio, que formó parte del pelotón sub-23.
Siendo uno de los máximos referentes del ciclismo nacional, Curcuhet opinó sobre quienes podrían ser los tres ciclistas que representarán a la Argentina en la competencia de ruta de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro que se realizarán del 5 al 21 de agosto. No dudó en incluir entre los firmes candidatos al salteño Daniel Díaz.
"Dani Díaz tiene muchas chances de estar en los Juegos Olímpicos, pero esto lo expreso como algo personal. Eduardo Sepúlveda puede ser el Nº 1 del equipo, Maximiliano Richeze es un buen sprinter (hermano de Adrián y Mauro) y Dani es un muy buen escalador", expresó Curuchet.
"La decisión la va a tomar Cristian Valoppi, que es el entrenador de la Selección, y todo va a estar condicionado por el rendimiento físico, pero creo que esos tres corredores tienen muchas posibilidades de estar", señaló, y agregó que el ciclismo argentino "no tiene cuatro, cinco o seis corredores de nivel en Europa".
Argentina tiene un lugar asegurado para la competencia de ruta en Río y ese conjunto estará formado solo por tres pedalistas. Aun restan algunos meses para definir los nombres, ya que el límite para la presentación de listas definitivas es 30 días antes del inició de los JJOO.
Curuchet también se refirió a la Clásica 1º de Mayo. "Después de los campeonato nacionales, que tienen 105 años, la Clásica 1º de Mayo es la más antigua y con más continuidad que tiene nuestro calendario. Es la carrera del pueblo y me siento orgulloso que la gente haga propio algo tan lindo como el ciclismo", expresó el campeón olímpico.
"Otra cosa importante es el empeño que ponen los ciclistas de querer grabar su nombre entre los ganadores de la carrera y eso es lo que le da jerarquía", analizó el marplatense, que aun tiene la espina clavada de no haber ganado la Clásica en los años que la disputó como parte de la Selección argentina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia