El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, mostró toda su pesadumbre por lo ocurrido en el entretiempo en la Bombonera con la agresión a los jugadores de River Plate y reconoció que lo vivido constituyó "un papelón mundial".
"Es lamentable todo lo que ocurrió, es un papelón mundial. Quiero identificar a esos diez inadaptados", se quejó el máximo dirigente de la entidad xeneize, una hora después de que el partido había sido interrumpido y todavía no había definición respecto de la continuidad o no del encuentro.
"Le pedí disculpas a (Rodolfo) D'Onofrio. No lo puedo creer", dijo el titular de la entidad de la Ribera, que también aclaró que, en turno vespertino, "la gente de seguridad recorrió nuestras oficinas, no había nada", aseguró.
Sin embargo, Angelici no quiso admitir culpa alguna en la responsabilidad que le cupo como dirigente de la entidad organizadora por haber permitido que un drone sobrevolara el campo de juego con un 'Fantasma de la B' en alusión al descenso que vivió la entidad adversaria en la temporada 2011.
El presidente de Boca intentó, inclusive, una suerte de disculpa, respecto de responsabilidades de unos y otros, deslizando que "fue la Policía" la que arrojó la bomba de gas pimienta que comprometió la salud de cuatro jugadores de River.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia