El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, ratificó hoy la continuidad del delantero Daniel Osvaldo en respuesta a los rumores de rescisión de contrato por su prolongada lesión, al tiempo que admitió que será "bastante difícil" la incorporación de un jugador para la fase final de la Copa Libertadores de América.
El dirigente confirmó que se reunió anoche con el centrodelantero para "darle tranquilidad" respecto de su continuidad en el club "porque se están diciendo muchas cosas que no son verdad y el jugador está un poco mal".
"Algunos aseguran que 'Wanchope' (Ramón Ábila, delantero de Huracán) ya es de Boca y con (Alejandro) Nadur (presidente del 'Globo') no hablo hace tiempo. Osvaldo tiene que estar tranquilo y concentrado en su recuperación. Es un buen jugador, un loco lindo y encima es fanático del club", valoró en una rueda de prensa que ofreció después de la presentación de la cena anual de la Fundación Boca Social.
Boca repatrió a Osvaldo durante la última pretemporada de verano y liberó a Jonathan Calleri, el goleador del equipo campeón de Rodolfo Arruabarrena, con una venta forzada al fútbol brasileño. Pero el 'Stone' nunca pudo adueñarse del puesto de centrodelantero porque, a poco de lograr un estado físico óptimo, sufrió la fractura del quinto hueso metatarsiano del pie izquierdo, el pasado domingo 14 de febrero en la derrota con Atlético Tucumán en La Bombonera.
Tres días después, jugó infiltrado en la victoria ante San Martín en San Juan y eso lo obligó a una inactividad hasta el 21 de marzo cuando reapareció en la cancha de Lanús, donde volvió a resentirse.
Osvaldo consensuó con los médicos del club para evitar una operación, pero -según fuentes del plantel- no conformó al director técnico Guillermo Barros Schelotto en relación a los cuidados que debe realizar para su definitiva recuperación. El entrenador estimó que después del superclásico con River Plate, el domingo 24, el delantero podrá incorporarse a los entrenamientos con el resto del plantel.
Pese a la falta de un número 9 clásico en el plantel, el 'Mellizo' analiza otros puestos al momento de pensar en refuerzos, pero Angelici avisó hoy que "será bastante difícil" incorporar un jugador que pueda sumarse el club a partir de los octavos de final de la Libertadores.
"Vamos a conversar el tema con Guillermo pero sabemos que es complicado por un montón de circunstancias", explicó el dirigente en relación a las exigencias de que sea un futbolista libre, de nacionalidad argentina y que no haya participado con otro equipo de la actual edición de la Copa.
En otro pasaje de su conferencia, el presidente de Boca se alegró por la utilización de juveniles que hará mañana el entrenador en el partido con Aldosivi de Mar del Plata por el Campeonato de Primera División y demostró con ello que no hay disconformismo con el coordinador de inferiores, Jorge 'Coqui' Raffo.
"Me pone contento que Guillermo ponga varios chicos mañana, es una política del club que estuvo expresada en los últimos cuatro años con la promoción de 25 a 30 jugadores de las divisiones inferiores", aseguró.
Barros Schelotto, que compartió la presentación con el máximo dirigente 'xeneize', reafirmó en ese sentido: "Creo que es importante darle la oportunidad a jugadores que no se pueden mostrar. Quiero cuidar a los titulares porque es muy importante ganar el miércoles ante Deportivo Cali (para asegurarse el primer puesto del Grupo 3) y después el clásico con River".
Boca enfrentará a Aldosivi con la siguiente formación: Agustín Orión; Nahuel Molina, Fernando Tobio, Juan Manuel Insaurralde y Jonathan Silva; Leonardo Jara, Crisitan Erbes y Marcelo Meli; Alexis Messidoro; Sebastián Palacios y Andrés Chávez.
Además se concentrarán Guillermo Sara, Julián Chiccó, Christian Moreno, Pedro Silva Torrejón, Nicolás Benegas, Andrés Cubas, Nicolás Lodeiro y Frank Fabra.
Por último, Angelici adelantó que el martes próximo tendrá "una reunión clave" con el Comité de Seguridad en el Fútbol para fijar medidas de seguridad sobre el superclásico en La Bombonera. Las versiones indican que las autoridades le ordenará al club restringir el ingreso de socios como ocurrió en el partido jugado en el campeonato de 30 equipos, en mayo de 2015, que antecedió a la llave de octavos de la Libertadores, inconclusa por el episodio del gas pimienta.
De confirmarse esta disposición, Boca exigirá que los socios puedan demostrar su asistencia a los últimos tres partidos de local para acceder al encuentro con River.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia