El delantero Daniel Osvaldo, que volvió a jugar poco más de cinco minutos esta noche, luego de una lesión ósea en el quinto metatarsiano del pie izquierdo, tuvo una noche particular.
Cuando los suplentes de Boca estaban realizando ejercicios precompetitivos contra la platea José María Delgado, algunos ocupantes se mofaban de Osvaldo.
Embed

Cuando promediaba el segundo tiempo y llegó el tanto del colombiano Frank Fabra el delantero xeneize les gritó el gol a los plateístas, lo que provocó que estos le arrojaran algunos proyectiles, por lo que fue a encarar al cuarto árbitro para protestarle, pero entonces intervino el otro Mellizo, Gustavo Barros Schelotto, quien lo retiró del lugar y se lo llevó al banco de suplentes, mientras el preparador físico Javier Valdecantos le pedía disculpas a los aficionados uruguayos. Después de unos 10 minutos Osvaldo salió a calentar nuevamente e ingresó por Cristian Pavón. Y una vez que terminó el parido, Osvaldo salió corriendo al vestuario sin saludar a nadie. Rarísimo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia