Daniel Passarella, expresidente de River Plate, negó su responsabilidad por el descenso a la B Nacional a mediados de 2011 y apuntó contra el extitular de la AFA, el ya fallecido Julio Grondona, en una nota concedida hoy después de que se conociera el pasado miércoles su procesamiento judicial por administración fraudulenta en su gestión (2009-2013).
"Fui el presidente del descenso de River, pero no el que lo mandó. Lo mandó Grondona. Me peleé con él y con los barras y así me fue", aclaró el exdefensor y DT millonario en declaraciones a Canal 26.
Passarella, de 63 años, sugirió motivaciones políticas para determinar su procesamiento, algo que -consideró- "le conviene a (Rodolfo) D'Onofrio", actual presidente de la institución.
"River es un club sin oposición política hoy, a D'Onofrio le conviene que yo esté procesado porque por ahora no voy a poder hacer ninguna actividad en el club y hay mucha gente que no está conforme con su gobierno", relacionó.
El Kaiser no descartó volverse a "candidatear" en el futuro, al tiempo que afirmó que la causa por la que se lo investiga "es un disparate".
Passarella fue acusado de connivencia en el financiamiento de la barra de River mediante la facilitación de 6.000 a 7.000 entradas por partido, que eran destinadas a la reventa.
Entre los 20 procesados también se encuentran los exdirigentes Diego Turnes (vicepresidente), Daniel Bravo (secretario), Daniel Mancusi (protesorero), Hugo Carreras (tesorero) y Eduardo Rabuffetti (vocal), los policías Alejandro Rivaud y Alejandro Hayet y los barras Martín Araujo, conocido como Martín de Ramos, Guillermo "Caverna" Godoy y Matías Goñi, tres de los cabecillas de Los "Borrachos del Tablón".
"Estoy hablando en los medios por el dolor de mis nietos. Yo sé que no hice nada", se desligó el excapitán del seleccionado argentino en el Mundial 1978.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia