El delantero Darío Benedetto, última incorporación de Boca para las semifinales de la Copa Libertadores y el próximo semestre, destacó hoy que se siente centrodelantero, aunque puede ocupar otras posiciones en el ataque. "Soy centrodelantero pero me ubico también por la parte de afuera, no tengo problema. Trato de buscar los espacios a espaldas de los defensores", aseguró. En ese sentido, aclaró que su llegada a Boca es por una compra definitiva -unos cinco millones de dólares- y que en las próximas horas firmará su nuevo contrato "por tres años". En declaraciones a radio La Red, el delantero se mostró ilusionado respecto de las próximas semifinales de la Copa Libertadores de América ante Independiente del Valle de Ecuador, donde "ojalá" pueda jugar. "Me queda empezar a trabajar, entrenarme y acoplarme al grupo lo más rápido posible. Dios quiera que salga todo bien", completó. El jugador iniciado en Arsenal y procedente de América de México, donde salió bicampeón de la Liga de Campeones de Concacaf, tiene tatuado el escudo de Boca "al lado de la panza, del lado izquierdo". "Me lo hice el año pasado por el fanatismo y porque estoy loco de la cabeza. Justo se dio que estaba el tatuador ahí y hacía rato tenía ganas de hacérmelo", recordó. Por último, agradeció Benedetto a su representante, Sebastián Valero, de quien dijo: "Bocha me tiene desde los 17 años, lo volví loco para que se dé esto".

Clima distendido

Por lo pronto, el plantel de Boca siguió con su preparación para encarar las semifinales de la Copa Libertadores con otro intenso tiple turno de trabajo en el predio "Julio Humberto Grondona" de Ezeiza. Luego de un rato de gimnasio, el entrenador Guillermo Barros Schelotto programó ejercicios informales con pelota en los que no faltaron las risas y las cargadas. Los que sí faltaron fueron Carlos Tevez y el Cata Díaz, a quienes Guillermo no quiere cargar de más a pesar de que no tienen problemas físicos. Tampoco estuvieron con el grupo Andrés Chávez y Pablo Pérez, quienes se recuperan de sendas lesiones y entrenaron de forma diferenciada. Con Fernando Zuqui y Walter Bou ya acoplados al grupo, es inminente la llegada de Darío Benedetto, el tercer refuerzo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia