Se jugó antes y después. En el vestuario de Central Norte se festejó el triunfo por la mínima pero también se hizo un paréntesis por todo lo que sucedió en el Pascual Soler.
Blanca Chacon Dor avisó minutos antes del partido que había firmado la planilla bajo protesta y que, en caso de que ganara Central, lo que finalmente sucedió, iba a llevar la queja al Consejo Federal.
La presidenta de Mitre alegó que no hubo planilla en la que se registrara el cumplimiento de la sanción de Ceballos, Guzmán y Urueña y que el tribunal de disciplina reconsiderará el caso, más allá de la habilitación firmada por el secretario Carlos Di Giacomi.
Lo cierto es que luego del triunfo, Matías Ceballos tomó la posta y mostró su descontento con lo que hizo la titular de Mitre. "Nosotros jugamos, nosotros ganamos los puntos y tenemos mucha tranquilidad. Los puntos se ganan dentro de la cancha y si ella tiene miedo de que juegue Ceballos o cualquiera está bárbaro que hable, pero nosotros ganamos en buena ley, que se preocupe por pagarle a los jugadores o arreglar la luz, los árbitros fueron vergonzosos y uno no sabe por qué lado viene, estamos con mucha impotencia más allá de que se ganó", remarcó en caliente el santafesino.
Por otro lado, se refirió al arbitraje de Javier Bustelo al que calificó como malo. "Como nos dirigieron hoy es muy difícil llegar al arco contrario, a mí me cobraron cinco fueras de juego que no eran, el árbitro cobraba las faltas solo para ellos, al último nos metieron en un arco, fue una vergüenza".
Más allá del malestar, Ceballos destacó la victoria del equipo en el Pascual Soler. "Es un triunfo muy importante, se ganó en una cancha difícil que no se ve, con el árbitro y los líneas que juegan para ellos pero así y todo no nos pueden ganar, cómo no me voy a ilusionar", sintetizó el volante azabache.
Por su parte, el presidente de Central Norte, Héctor De Francesco, también se refirió a la protesta que hizo Mitre por la inclusión de los tres jugadores azabaches. "No tiene sentido porque Mitre no es parte, es un fallo para Central Norte y Sportivo Guzmán. Es un fallo ejemplar porque sino da lugar a que algún equipo no le pague a la Policía, no se juegue y no pase nada", sostuvo el titular del cuervo, quien además agregó: "Nos dieron el vestuario y no había agua, yo no entiendo a la Policía, decía que no se podía jugar un partido nocturno y el segundo tiempo se jugó de noche y no se vía nada, eso no es culpa de Mitre sino de los que autorizaron".
Sin dudas, este partido se seguirá jugando antes de la revancha del próximo martes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia