Restan siete días para que Salta Basket salte a la cancha para disputar su segunda temporada en el Torneo Nacional de Ascenso. Su entrenador, Ricardo de Cecco, dialogó con El Tribuno sobre las expectativas para este nuevo desafío, sobre los jugadores que llegaron, los rivales que necesita Salta para tener en algunos años más un equipo en la Liga Nacional A.

¿Adónde va a apuntar Salta Basket en la segunda temporada en el TNA?
La temporada anterior nos sirvió de mucho aprendizaje; tratamos de corregir ciertos errores y apuntamos a hacer una campaña mejor que la anterior. Estamos en construcción, hace un mes y un poco más que comenzamos a entrenar y todavía nos falta sumar al otro extranjero, que es un dolor de cabeza. Apuntamos a tener un mejor récord de partidos y, si es posible, llegar a semifinales de conferencia. Los objetivos por ahora no son tan ambiciosos, preferimos que sea así, ir construyendo el equipo y ver para qué estamos cuando lleguemos a los play-offs.

Entonces la consigna será ir paso a paso...
Como primera consigna tenemos las construcción del equipo, sumar al segundo extranjero, que se adapte a nosotros. A medida que pasen los partidos vamos a ir mejorando; esto es con el tiempo, no se pueden pedir resultados apenas iniciada la competencia. Hay que llegar bien a los play-offs que van a ser en febrero o marzo.

¿Sirvieron los amistosos para armar la estructura del equipo?
Los amistosos son partidos que nos dicen dónde estamos parados, donde se comienzan a formar sociedades, donde buscamos mucho funcionamientos, buscamos ver si las ofensivas que creemos son para que el equipo funcione. Siempre los primeros partidos son difíciles de evaluar, pero ya con el tercer partido vemos la tendencia y qué ajustes tenemos que hacer en ofensiva. Igualmente, necesitamos jugar un partido más.

¿Hoy es complicado traer jugadores al interior?
Cuando inició el proyecto para jugar el Torneo Federal era difícil, porque había malas experiencias y no había estructura. Ahora, después de tres años, hay chicos que quieren venir porque la estructura del equipo está muy buena. Con respecto al extranjero es más complicado porque si bien ellos andan deambulando por todo el mundo, yo estoy buscando jugadores con ciertas características. Primero quise retener a (Makal) Stibbins que me demoró, me hizo perder tiempo, todavía no está caído pero casi.

¿Cómo se planifica una temporada para los largos viajes de la temporada?
Es un torneo muy largo, muy difícil y muy costoso porque nosotros tenemos el viaje más cercano a 700 kilómetros. Viajamos la temporada pasada a Chaco y jugamos tres partidos en seis días; el primero lo jugábamos bien, el segundo más o menos y el tercero estabamos re-mal. Este año hicimos mucho más hincapié en la parte física, porque para mí el básquet es más físico que técnico y táctico y nos estamos preparando para jugar tres partidos en seis días. Hay una serie de planificaciones que hacemos con el profe (Rafael Padilla) para que tengan una buena alimentación, buen entrenamiento, bien suplementados.

¿Cómo se conforma el plantel?
Del plantel anterior quedaron Gregorio Eseverri y Federico Parada. De los jugadores nuevos trajimos a un base que es Joaquín Giordana; un ayuda-base o escolta que es Rodrigo Haag; está Nicolás Copello que vino de Sanjustino y Alejandro Zubriggen que viene de Regatas de Corrientes. Volvió a la ciudad Nicolás Crausaz, que estuvo el año pasado en UNCAUS y es juvenil; después está Iván Vicentín que vino a jugar de base. Sumamos tres mayores, un Sub-21, un Sub-23 y dos juveniles entendiendo las problemáticas que tuvimos el año pasado. Este año vamos a cambiar el sistema de juego, va a ser un equipo que correrá más y con mayor dinamismo.

¿Que hace falta para que Salta tenga un equipo en la Liga Nacional?
Yo creo mucho en los procesos. Es difícil que de 20 o 30 años sin básquet en tres logremos un equipo que esté jugando en un nivel importante. Falta tiempo, falta crear estructuras más profesionales, de marketing, de prensa, de los mismos dirigentes. Hay que tener una estructura mucho más fuerte, con gente específica en cada lugar; tratar de fortalecer mucho más el proyecto y que se conozca en toda la provincia. Que la gente se involucre más, al igual que las empresas.

¿Que rivales hay que tener en cuenta para la nueva temporada del TNA?
Para mí los rooster (plantillas) son directamente proporcional a los presupuestos. Nosotros podemos competir con todos, igualmente creo que Hindú (Resistencia), que jugó las semifinales el año pasado, se reforzó con un jugador importante y mantuvo la base. Lo mismo que Villa Ángela (Chaco) y Comunicaciones (Corrientes) que formó un plantel nuevo con muchos jugadores que bajaron de la A al TNA. Después me parece que Oberá (Misiones), Mitre (Tucumán), Villa San Martín (Chaco) y nosotros estamos en un mismo pelotón. El funcionamiento del equipo y algunas individualidades harán que nos posicionemos arriba o abajo.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia