Durante décadas el Campeonato Anual de la Liga Salteña fue lo más trascendental para la afición futbolística salteña. De esos torneos surgieron las grandes rivalidades entre los clubes salteños que despertaban la pasión de los aficionados. El Anual le permitió a los clubes marcar una época y enriquecer sus vitrina. Para ganar un campeonato de la liga entre las décadas del 30 al 60, había que tener un gran equipo. Y que tan buenos equipos deben haber formado Sportivo Comercio (en 1932), Atlético Libertad (1936 y 1941), Correos (1959) o Argentinos del Norte (1964), para consagrarse campeones por encima de los tres grandes del fútbol salteño.
Gimnasia y Tiro marcó una época entre 1942 y 1952, ganando ocho de once campeonatos liguista. Vaya equipos que formó Juventud Antoniana para ganar también ocho de once torneos entre 1928 y 1938. O más adelante en el tiempo Central Norte que también ganó ocho de once entre 1961 y 1971.
Los anuales de entonces fueron una cantera inagotable de brillantes jugadores que luego pasaban a formar parte de la selección salteña en el argentino de ligas, la recordada Copa Adrián Beccar Varela. Y de allí varios saltaron al fútbol profesional o brillaron en otras ligas.
El Anual cobró otros bríos con la llegada de los viejos regionales o nacionales de la AFA a partir de 1967. La Liga se vió obligada a reformar sus torneos, aunque el Anual seguía manteniendo su vigencia.
A partir de 1975, cuando a Salta le otorgaron una plaza fija en los viejos nacionales, el Anual de la Liga cobró otra dimensión. Se hizo más profesional. Y así hasta la reestructuración del 86. Entonces el Anual sufrió el primer quiebre porque a los clubes y a la afición salteña les apetecía más la B Nacional. A mediados de los 90 el torneo liguista sufrió el segundo quiebre con la creación del Argentino A y con la posterior formación del Argentino B. A partir de ahí el Anual cayó en la indiferencia y hoy sólo sirve para clasificar a un par de equipos al torneo del interior, ahora denominado Federal C. Muy poco para despertar alguna expectativa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia