Gimnasia y Tiro comenzó desde ayer una carrera expectante rumbo a la clasificación que tanto añora y a alejar los fantasmas: volvió a ganar de visitante luego de seis fechas sin poder lograrlo, quedó a un punto del tercero de la zona (San Martín de Tucumán) y además desde hoy depende su futuro de sí mismo y en sus manos está luchar por la anhelada clasificación al "sprint" final.
El albo quedó con 22 unidades tras vencer en Palpalá al merengue, está en la misma línea de un Concepción Fútbol Club que goleó a Américo Tesorieri y tampoco da tregua, aunque el albo hoy vence al cuervo tucumano por el hándicap de la confrontación mutua (Concepción le ganó 1 a 0 en Tucumán y Gimnasia le devolvió la gentileza en el Gigante del Norte: 3 a 1). Por tal motivo, el albo quedó cuarto en la Zona 4 y virtualmente clasificado, como el mejor de los que se encuentran en esa ubicación, teniendo en cuenta que hoy Tiro Federal de Bahía Blanca -el cuarto de la Zona 1 tiene 20 puntos; Deportivo Maipú -Zona 2- cuenta con 19 unidades y Gimnasia de Concepción del Uruguay -Grupo 3- ostenta 21.
De esta manera, el equipo conducido por José María Bianco, que ingresó en una puja de a cuatro con Unión Aconquija, San Martín y Concepción (de estos equipos, clasificarán a la etapa final dos, o tres en su defecto) por el ingreso al reducido final, de ahora en más depende de sí mismo para lograr el primer objetivo.
Cinco finales le quedarán al albo para lograr su cometido: ahora recibirá a uno de sus rivales directos, Aconquija, en el Gigante del Norte (el domingo, a las 18 en el Gigante del Norte). Luego, será visitante ante uno de los dos últimos, Tesorieri. Posteriormente, será local de San Jorge; más tarde será visitante en el clásico con Juventud en el Martearena y despedirá la serie con San Lorenzo de Alem en el estadio de la Vicente López.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia