Ya mucho más en frío, el presidente de Central Norte transmite un mensaje de tranquilidad al plantel, renueva la confianza y espera que reaccione de cara al partido que jugará el sábado, a las 19, con Chicoana.
"Les dije a los jugadores que sentí vergüenza por el segundo tiempo del domingo; ellos me dijeron que sintieron lo mismo y que quisieran jugar mañana mismo con Chicoana para revertir la situación", contó De Francesco.
El presidente presenció la práctica del cuervo enfrentando a Temperley como muestra de apoyo y transmitió tranquilidad al plantel: "La presión y la desesperación por demostrar lo que pueden dar está jugando en contra. El mensaje para ellos fue que jueguen tranquilos. Si jugamos como lo hicimos contra Temperley, que encima jugó un equipo suplente, tenemos que ganar caminando los partidos del domingo".
Finalmente, De Francesco se mostró optimista diciendo: "Confiamos en que tenemos muy buen material; solo falta que lo demuestren en la cancha".
Por otra parte, desde la Policía adelantaron el horario en el que se jugará el partido del domingo, contra Atlético Chicoana, en el Martearena. En principio estaba previsto para el sábado a las 21; pero la Policía determinó que se jugará el sábado a las 19, aduciendo que cuentan con otros eventos en los que brindar seguridad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia