La nueva amenaza de Pedro Rioja, de pegar el portazo si seguían intentando callarlo, tuvo una rápida respuesta y solución. El presidente Héctor De Francesco minimizó el tema, habló con el DT y todo quedó en un "malentendido".
Lo cierto es que Rioja amenazó con irse luego de que le pidieran que no critique el estado del campo de juego del estadio Dr. Luis Güemes, donde Central Norte volverá a jugar el sábado 24 del corriente.
Luego, el dirigente salió a hablar del tema en el programa radial Sport 840 (de AM 840) y reconoció que se trabaja a contrarreloj para mejorar el piso de la cancha y que no estará 10 puntos el día del regreso.
"Tiene que haber un sentido de pertenencia. Es nuestra cancha", dijo De Francesco y luego admitió: "El campo de juego no va a estar 10 puntos".
El dirigente también comentó: "Se está trabajando para que dentro de poco se empiece a entrenar en nuestra cancha. Tenemos un buen canchero. La parte central del campo de juego no estaba buena. Hemos comprado panes de césped y la mejoramos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia