El deporte ruso vive uno de sus peores momentos en la historia olímpica y en parte se debe a una de las atletas nacidas y formadas en su territorio. Yulia Stepanova fue la informante que denunció las prácticas de dopajes sistemático en Rusia, que incluía a deportistas, médicos, laboratorios de control de dopaje y hasta funcionarios muy cercanos al presidente ruso Vladimir Putin.
Pero nada de lo que hizo le sirvió para sacar algún tipo de provecho. En la actualidad, Yulia, corredora de 800 metros, vive desde hace ocho meses en una ciudad no revelada de Estados Unidos junto a su esposo Vitali y un hijo de dos años; ni Yulia ni su esposo pueden trabajar en ese país, ya que no cuentan con permisos laborales y en la actualidad se sostienen por los ingresos de una campaña solidaria que realizaron otros deportistas.
A este momento que vive hay que sumarle que el Comité Olímpico Internacional (COI) le negó el permiso de competir en los Juegos Olímpicos de Río aduciendo que no cumple con los requisitos éticos por haber formado parte del sistema de dopaje de Rusia.
"Me hubiese gustado que el COI utilizara mi caso y me hubiese apoyado. Pero ocurrió lo contrario: seré castigada", señaló la rusa. El apoyo que le pide al COI lo recibió, al menos de forma moral, de otras partes del mundo.
"En mi opinión, es la única persona que merece ser reintegrada en el deporte", aseguró el alemán Robert Harting, campeón olímpico en lanzamiento de disco. El alemán, junto a la canadiense Becky Scott, la estadounidense Lauryn Williams, exvelocista y medallista olímpica en Bobsleigh, y el neozelandés Ben Sanford, corredor de skeleton, iniciaron una campaña de donación denominada "Un futuro brillante para los Stepanov", que ya recaudó unos 33.700 dólares.
El dinero les servirá a Stepanova y su marido como medio de vida hasta conseguir los permiso de trabajo en Estados Unidos. Ella se entrena y estudia inglés, a la espera de poder volver a competir. "Acá nos sentimos seguros, porque no nos conoce nadie. Esperamos conseguir los permisos de residencia y quedarnos acá", remarcó Vitali Stepanov.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia