El apellido Vuyovich estará siempre ligado al automovilismo salteño y nacional, y también a las mayores tristezas que el deporte de los fierros puede dar. Se criaron bajo la mirada de Paco Vuyovich, el padre de la familia que en Orán trasladaba su pasión por los autos hacia sus hijos; Nicolás marcó el camino siendo campeón de karting y logrando los títulos de las Clases 2 (2000) y 3 (2002) del Turismo Nacional. Además sumó dos triunfos en el TC2000 hasta ese fatídico 8 de mayo de 2005; el menor de los hermanos ganó de punta a punta, con un Toyota Corolla, la fecha del TC2000 en el autódromo El Zonda de San Juan. Minutos antes de aterrizar en Córdoba, el taxi aéreo que lo trasladaba chocó con una antena y allí perdió la vida. Años antes había fallecido su papá, en un accidente automovilístico.
El dolor fue grande, pero la familia afrontó el dolor y siguió adelante. Pablo tomó las riendas de la familia y no perdió la pasión por el automovilismo a pesar de los golpes recibidos. Fue campeón del TP 1100 en el Zonal del NOA y hoy quebró una periodo de trece años sin campeones salteños en competencia nacionales. Fue Nicolás el último en 2002 cuando se coronó en la Clase 3 del Turismo Nacional.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia