Los hermanos Pablo Nicolás (20) e Ignacio Andrés Montero (26) siguen haciendo historia en el deporte nacional y ya están camino al Mundial de básquet a disputarse en China-Taipéi 2015, del 4 al 13 de este mes.
Ellos son oranenses y tienen una mal llamada discapacidad, la sordera. En realidad, esa capacidad diferente, como se debe decir, los llevó a integrar la Selección argentina de básquet de sordos e hipoacúsicos y defienden la celeste y blanca desde hace más de cinco años.
En esta oportunidad, los hermanos salteños están a punto de subirse al avión que hará escalas en Río de Janeiro y Dubai, antes de aterrizar en el país anfitrión del Campeonato del Mundo.
Integrar el equipo de Los Topos ya es una costumbre para la dupla del norte provincial, ya que antes de ser parte de esta competencia, fueron convocados a importantes torneos como el Sudamericano, Panamericano y los Juegos Olímpicos de 2012. Además, Nicolás viajó el año pasado al Mundial de Turquía U-21.
Orgulloso de sus hijos, Walter Montero habló con El Tribuno desde su ciudad natal y contó la historia de los dos jugadores del equipo argentino. "Ignacio y Nicolás son mis dos hijos menores. De chicos los incentivamos a que hagan deportes y al más grande al principio lo lleve a jugar al fútbol, pero no le gustó. Más tarde, fueron a practicar tenis al Club Argentino, pero no veían la pelota y el Coco Galeano, que era compañero de mi esposa, los invitó a jugar al básquet a la Unión Sirio Libanesa y ahí no pararon más", contó.
Pablo Nicolás es ayuda base, mientras que Ignacio juega de alero. Ambos tienen un talento indiscutible. El menor es quien más logros cosechó, y para su padre su carácter lo diferencia con respecto a su hermano mayor. "A Ignacio Andrés le cuesta integrarse a los grupos, en cambio a Nicolás no", dijo.
Esa facilidad que tiene el menor de los Montero para adaptarse a los grupos lo llevó a convertirse en jugador del club Unión Orán, cuyo primer equipo se desempeñó en el Torneo Federal de básquet.
En cuanto a esto último, Walter aseguró que "tanto Pablo Nicolás como su hermano se entusiasmaron siguiendo la campaña de Unión Orán y también la de Salta Basket en el torneo (este último llegó a la final y, pese a perderla, logró el ascenso al TNA por invitación)".
Entre los más recientes logros personales que cosecharon, se destacan el premio San Ramón al deportista del año. Nicolás también ganó su terna en la elección provincial.
En 2012, el mismo joven se llevó el oro en los premios Cades (Confederación Argentina Deportiva de Sordos).

Hubo otro salteño

Los Montero serán los únicos representantes de la provincia en el plantel argentino. Ángel Krayasic, el hombre del club Independiente, estuvo a punto de ser el tercero.
Como los oranenses, Krayasic también es un apellido conocido en el seleccionado, ya que estuvo en los Juegos de San Pablo, en Bulgaria y el año pasado tuvo una gran actuación en el sudamericano de la especialidad. Sin embargo, en el Mundial no será parte del plantel.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia