La selección Argentina y Portugal jugaban en el Old Trafford de Manchester algo más que un amistoso internacional de FIFA. Era una propicia oportunidad para ver en cancha a los dos astros máximos del fútbol actual: Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Pero ambos terminaron jugando solo un tiempo y el público presente en el estadio, más los millones de televidentes, se quedaron con el paladar ansioso por disfrutar más tiempo de la magia de estos dos fenómenos.
En definitiva, la Argentina mordió el polvo de la derrota en el final, en tiempo de descuento, tras una acción individual de Cuaresma, un centro y una captura de Raphael Guerreiro, quien se tiró de palomita para batir a Nahuel Guzmán ante la pasividad de la defensa y para darle el triunfo a los lusos por 1 a 0 sobre el elenco del Tata Martino.
En un primer tiempo que se encendió con el correr de los minutos, fue Lío Messi el que comenzó a encender la lámpara y a enloquecer a los defensores portugueses con sus providenciales arranques por la derecha y sus endiabladas diagonales. Así, el Seleccionado estuvo cerca del primer gol, en los primeros minutos. Anteriormente, había sido un remate de Di María el que encendió a los miles de hinchas que se convocaron en el teatro de los sueños para ver en acción a los dos mejores jugadores del mundo de la actualidad.
Por su parte, Cristiano mostró estiletazos de su magia, como un taco exquisito en la construcción de una acción de riesgo, pero aún no fue la usina que Portugal necesita para llegar con peligro al arco de Nahuel Guzmán.
En el complemento, la estrella del amistoso se apagó con las salidas de Messi y de Cristiano Ronaldo. Las competencias europeas y la exigencia de las megaestrellas obliga a cuidarlos en esta clase de partidos, pero fue el público el que se quedó con ganas de seguir viéndolos un rato más. Nicolás Gaitán reemplazó a la Pulga, mientras que Cuaresma ingresó en lugar de CR7.
El complemento naufragó en intrascendencia y poco mostraron ambos hasta el final. Y en el epílogo del juego, cuando todo parecía cerrarse en tablas y con empate en cero, apareció el testazo de Guerreiro para decretar una nueva derrota de la Selección Argentina en la era Martino.

Embed

  • Messi y Ronaldo, cara a cara, salen a la cancha
Embed

  • Messi vuelve loca a la defensa de Portugal.
Embed

Embed

Embed

Embed

Embed


Argentina formó con: Nahuel Guzmán; Facundo Roncaglia, Martín Demichelis, Nicolás Otamendi y Cristian Ansaldi; Lucas Biglia, Javier Mascherano y Javier Pastore; Lionel Messi, Gonzalo Higuaín y Ángel Di María.
Por su parte, Portugal alineó a: Rui Patrício; José Bosingwa, Pepe, Ricardo Carvalho y Raphael Guerreiro; William Carvalho, Tiago y Danny; Nani, Cristiano Ronaldo y Hélder Postiga. DT: Fernando Santos.
El árbitro del encuentro fue el inglés Martin Atkinson.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia