Los Jaguares argentinos cumplieron una muy digna actuación y se quedaron a segundos de la victoria ante los Chiefs de Nueva Zelanda, con los que finalmente cayeron por 30 a 26 en partido jugado esta tarde en el estadio de Vélez Sarsfield por la cuarta fecha del torneo de Súper Rugby.
Para los Jaguares, que ahora suman dos caídas y un triunfo, el partido significó su debut como locales en el certamen. Hubo un marco a la altura: 18.000 personas.
Al cabo de la etapa inicial del choque de hoy, el equipo argentino se imponía 14-13.
Más allá de la caída, el conjunto nacional mostró una notoria mejora respecto de sus dos producciones anteriores; y si no se llevó la victoria fue por la mayor experiencia de los neocelandeses, grandes candidatos al título del Súper Rugby (tiene marca de 3-1).
Con un muy bien nivel en el scrum, más las actuaciones relevantes de Creevy (un try), Hernández (en defensa y ataque), Nicolás Sánchez (tres penales) y Leguizamón, los Jaguares dominaron la etapa inicial pero no lograron consolidar la diferencia: se fueron al descanso con un exiguo 14-13.
Chiefs reaccionó en el segundo tiempo. Dominó la pelota (lo que incomodó a los argentinos), creció en las formaciones fijas y dio vuelta el resultado con un penal de Mckenzie y un try de Lowe convertido por el propio McKenzie.
El 23-14 parcial lo encaminaba a una victoria tranquila. Pero los argentinos sacaron su vieja garra y, a diez minutos del final, apoyaron dos tries consecutivos. Uno de Landajo (convertido) y otro de Moroni tras un gran pase de Isa.
Al local solo le restaba conservar la diferencia, aguantar la última estocada. Pero no le alcanzó: los Chiefs llegaron una vez más al ingoal y se llevaron una victoria merecida.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia