No pudo ser. El debut soñado no se dio y Central Norte arrancó su camino en la Liga A2 con una derrota.
Con el empuje de su gente de fondo, el cuervo arrancó bastante bien el primer parcial metiendo varios remates consecutivos que le permitieron liderar el marcador momentáneamente. Sin embargo, los tucumanos reaccionaron con mucha entereza al poco tiempo y comenzaron a llevar las riendas del encuentro.
Algunas jugadas de Tehuelches comenzaron a agarrar por sorpresa a Central Norte, que parecía atravesar los nervios del debut y dejó escapar el primer parcial por 25 a 21.
Con el marcador 1 a 0 abajo, el equipo azabache comenzó a usar un poco más de potencia en sus remates para que terminen sumando puntos en el segundo parcial. Los bloqueos y recepciones fueron mucho mejores, y esto a su vez comenzó a reflejarse en el marcador, logrando igualar la situación luego de imponerse por 25 a 17 en el segundo set.
El principio del tercer capitulo de esta historia mostró a Tehuelches mejor parados. Con varias jugadas lograron comprometer al elenco azabache y logró una ventaja parcial de tres puntos, que pudo mantener a medida que avanzó el set e incluso incrementarla.
Los nervios le jugaron una mala pasada a Mauro Aguilera, ya que se fue de boca en una protesta y vio la tarjeta roja, dejando al cuervo sin una pieza clave por el resto de ese parcial.
El tercer set quedó para los tucumanos, que se repusieron y ganaron por 25 a 19, dejando las cosas 2 a 1 a su favor.
Central Norte no dio el brazo a torcer en el cuarto episodio y mostró su carácter desde el inicio. Cada pelota se jugaba como si fuese la última y no había margen de error.
El marcador avanzó lentamente durante este pasaje, con una leve ventaja de los locales hasta que quedaron igualados 14 a 14. Allí, la balanza se inclinó para el lado de los tucumanos que querían cerrar el partido y no ir al tie break.
Finalmente, la victoria quedó en manos de los tucumanos que se impusieron por 25 a 19 en el cuarto set, pero no hay mucho que reprocharle al elenco azabache ya que dejaron todo en este debut.

El calor de la gente

El microestadio fue una verdadera fiesta, dado que la gente de Central Norte fue la que puso todo el color y calor que amerita un partido de este tipo.
Globos, banderas, bombos y platillos fueron algunos de los elementos que utilizó la gente para brindarle su apoyo al equipo azabache que comenzaba a escribir un nuevo capitulo en su rica historia.
Desde los más pequeños hasta los más grandes, todos participaron a lo largo del partido del aliento constante hacia el equipo y cuando se reclamaba por algún fallo arbitral también se hicieron sentir.
No cabe dudas que este equipo va a tener su gente presente a lo largo de este torneo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia