Entre el año 1987 y éste hay varios puntos en común para los integrantes de la actual subcomisión de rugby de Gimnasia y Tiro. Es que ellos, hace 28 años, algunos siendo niños y otros adolescentes, inauguraron el predio del barrio Limache y hoy sus hijos harán lo propio en la nueva sede de Altos de Medeiros, en la circunvalación oeste.
Grandes y chicos de aquella y esta época recordaron el crecimiento del club millonario junto a El Tribuno.
Fernando "Oso" Aramayo (pte. de la subcomisión de rugby), Sliman Salim (vicepresidente), Gustavo Marquiéguez (coordinador de infantiles), Benjamín Diez (entrenador) y Ricardo "Negro" Fuentes (vocal), les trasladaron el amor y compromiso a sus hijos por un club que no deja de crecer. Y allí estaban: Gonzalo y Francisco Salim, Ignacio y Luciano Marquiéguez, María Fernanda, Gastón y Tomás Aramayo, Ignacio y Gastón Fuentes y Joaquín y Lautaro Diez, quienes imitarán a sus padres y abuelos al dejar un legado importante no solo en esa institución, sino también en el rugby salteño.
Del predio de Limache, los actuales dirigentes de Gimnasia recuerdan el gran esfuerzo de personas como los "locos" Jeréz y Obeid, León Arias, Pepe Pardo, Felipe y Lalo Briones, entre otros.
"Fue un trabajo a puro pulmón y sin las maquinarias de hoy. Ahí había que plantar árbol por árbol".
Según cuentan, la adquisición de ese lugar se dio gracias a lo recaudado de una frustrada gira a Europa.
Antes de eso, los entrenamientos eran en una "empedrada" cancha de fútbol al lado de las bochas y después en el prestado predio de la Universidad Católica.
"Cuando fuimos a Limache empezamos a tener sentido de pertenencia. Ahora, gracias a la gestión de varias personas, también podemos disfrutar de Altos de Medeiros", dijo Salim.
"El sueño de tener cancha propia fue el primer sueño que ahora se extendió", completó el Oso Aramayo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia