El tandilense Juan Martín Del Potro dio ayer un nuevo paso en la recuperación de su operada muñeca izquierda al retomar los entrenamientos con la raqueta, por primera vez desde marzo, con la intención de regresar al circuito profesional en la próxima temporada. "Qué placer verte otra vez!", publicó Del Potro en su cuenta oficial de Twitter, con la imagen de una raqueta apoyada sobre la red de una cancha de cemento. Según pudo saber la agencia Noticias Argentinas, Del Potro realizó una sesión tenística que incluyó drives, saques y voleas, aunque sin golpear de revés, que era el movimiento que provocaba el dolor en la muñeca izquierda. Quienes lo acompañan en esta recuperación quieren que la muñeca izquierda adquiera más tonicidad para luego comenzar a golpear de revés. El tandilense viajó el pasado lunes a Estados Unidos porque en los próximos días visitará al doctor Richard Berger, quien evaluará la mejoría en la zona afectada. Hace algunas semanas atrás, a casi tres meses de su última operación en la muñeca izquierda, Del Potro subió a las redes sociales (Medium, en este caso) un post en el que contó sus vivencias y el comienzo de este proceso de rehabilitación, todavía sin una certeza sobre la fecha de su regreso a las canchas, aunque sí con una mayor determinación que la exhibida antes de pasar por última vez por el quirófano, cuando habló de "días negros" en un emotivo mensaje. En este contexto, y con formato de blog, el tandilense, junto con su equipo de comunicación, elaboró un post al que llamó "Los primeros pasos", en el que mostró imágenes y comentarios sobre cómo marcha el proceso de recuperación luego de operarse la muñeca izquierda -la que utiliza para pegar de revés- por tercera vez. Del Potro, de 27 años, se sometió el pasado 18 de junio a una tercera operación en su muñeca izquierda, cuya rehabilitación será determinante para su futuro, después de dos intentos fallidos por regresar a las canchas con regularidad. La primera cirugía que se practicó fue en marzo de 2014, le demandó una inactividad de 321 días y volvió al circuito en enero de este año en el torneo de Sydney, donde ganó dos partidos y fue eliminado en cuartos de final. Pero solo aguantó un par de partidos en cancha y volvió a pasar por el quirófano para una cirugía menor. En la vuelta al circuito (probó en el Masters 1000 de Miami) persistieron las incomodidades para pegar el revés a dos manos y, tres meses después, la decisión fue la misma: intervención quirúrgica, siempre bajo el equipo que lidera Richard Berger, el mismo que trabajó en la regeneración de su muñeca derecha, en 2010. No obstante, Del Potro se muestra en estos días más optimista. "Estoy leyendo como siempre los mensajes que me mandan con deseos de recuperación o preguntas de cuándo vuelvo. Es un largo proceso, trabajo de hormiga como decía, ¡pero me siento con mucha ilusión!", destacó el tandilense en su último post. Más allá de esta rehabilitación a pasos cortos, quedan varias situaciones por resolver: aún no está definido quiénes reemplazarán al entrenador Franco Davin y al preparador físico Martiniano Orazi, los que habían acompañado la carrera del ex número 4 del mundo durante siete temporadas. "Actualmente seguimos con el análisis sobre el preparador fisico, que se incorporará antes de que empiece con el trabajo más exigente", aseguró. Mucho menos hay una fecha concreta para el regreso a las canchas, aunque en condiciones ideales la meta es comenzar en enero próximo. Dentro de este panorama, se prevé que el tandilense realizaría una pretemporada (de cuatro a seis semanas) a mediados o fines de noviembre, para lo cual ya necesitaría tener cierta fluidez en el manejo de la raqueta. Mientras persisten algunas incógnitas, Del Potro continúa su camino en la búsqueda de volver a jugar sin dolencias.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia