El argentino Juan Martín Del Potro venció ayer al japonés Taro Daniel, por 6-7 (4), 6-1 y 6-2, en dos horas y 12 minutos de juego y accedió a los cuartos de final del individual masculino de los Juegos de Río 2016, un peldaño más en su objetivo de alcanzar nuevamente una medalla olímpica. Ahora deberá enfrentar a Bautista Agut.
El partido, como todos los del torneo, se desarrolló en el Centro Olímpico de Tenis, y en la próxima instancia, el viernes a las 14, el tandilense se medirá con el español Agut quien fue el vencedor del luxemburgués Gilles Muller, por 6-4 y 7-6.
Justamente a ese rival fue quien le ganó en el único enfrentamiento celebrado en el Abierto de Australia 2014, la época en la que el tandilense comenzó a padecer con sus lesiones.
Del Potro tuvo un escollo más difícil de lo esperado en su camino de sumar otra medalla olímpica a la de bronce que obtuvo en Londres 2012. Y si bien declaró al término del juego que no piensa en eso, sino en ir partido a partido, su impactante triunfo sobre el máximo favorito, Novak Dkokovic, lo pone en el grupo de los candidatos al podio.
Un partido de pronóstico abierto, ya que el español posee un muy buen servicio (fue el de mejor porcentaje en el circuito ATP 2013) y suele llegar a tercera o cuarta ronda de los Grand Slam, lo que demuestra su valía.
"Estoy viviendo algo espectacular. Me siguen llegando mensajes por el partido contra Djokovic y ya jugué como dos o tres veces más. No puedo creer lo que estoy viviendo y lo que estoy haciendo en la cancha y en la Villa. Es espectacular, no lo había imaginado al principio. Estoy disfrutando una de las mejores semanas de mi vida", comentó el tenista tandilense luego del triunfo de la jornada de ayer.
"Hay bastante desgaste pero lo importante es ganar. A veces hay errores que pasan y cuestan partidos. Hoy (por ayer), por suerte, no fue así. En la próxima ronda seguro no me perdonan ni aunque juegue bien", señaló. Y tras ello, destacó: "Me sentí mucho mejor en el final, cuando me pude conectar con la gente, con mis amigos y mis familiares".
Al argentino se lo vio enganchado con el numeroso público argentino que lo acompañó y que desplegó banderas con leyendas de diferentes ciudades, como Mar de Plata, Bahía Blanca, Corrientes, Rosario, Río Cuarto, Mendoza, Junín y Azul, e inscripciones más afectivas como "donde vaya estás conmigo".

Un rival duro

Agut, nacido en Benlloch provincia de Castellón el 14 de abril 1988, llega como décimo preclasificado, este año ganó en Auckland y Sofía, jugó cuatro rondas en Melbourne y Roland Garros (perdió en cuatro sets con Djokovic) y tres en Wimbledon.
En su adolescencia fue nombrado como una de las más firmes promesas del tenis español, ya que en 2009 fue ganador absoluto de una medalla de oro y otra de bronce en los Juegos Mediterráneos de Pescara.
Pero eso al argentino Del Potro no le importa, disfruta del cariño del público, de sentirse bien físicamente y de lo que él mismo calificó como "una de las mejores semanas de mi vida".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia