El tenista tandilense Juan Martín Del Potro decidió no jugar el torneo Masters 1000 de Roma, que comenzará este domingo, ya que está regulando el calendario para llegar lo mejor posible al Abierto de Francia, el Grand Slam sobre polvo de ladrillo, y no por molestias en la muñeca como se rumoreó.
Del Potro se anotó en el certamen del Foro Itálico hace seis semanas (tiempo límite que da la ATP para inscribirse), pero el torneo quedó fuera de sus planes cuando decidió jugar en Múnich y Madrid, ya que por primera vez participó en dos torneos seguidos desde que volvió a las canchas tras prácticamente un año inactivo por su lesión, explicaron desde su grupo de trabajo. El tandilense, ubicado en el puesto 274 del ranking mundial de la ATP, está inscripto en Roland Garros pero maneja un calendario corto y depende de cómo vaya su rehabilitación podrá jugar París o no.
Del Potro, campeón del US Open en 2009 y número cuatro del mundo en 2011, fue semifinalista en Delray Beach y llegó a la segunda ronda en Indian Wells y Miami, ambos en los Estados Unidos, este año. De la gira sobre polvo de ladrillo, el tenista de 27 años decidió jugar en Múnich, donde alcanzó los cuartos de final, y el Masters 1000 de Madrid, en el que concretó en el debut ante el austríaco Dominic Thiem (14) su mejor victoria desde que regresó al circuito el año pasado, repuesto de la tercera operación en la muñeca izquierda a la que fue sometido en abril de 2015. En la segunda ronda de Madrid, Del Potro fue eliminado al caer con el estadounidense Jack Sock.
En el Masters 1000 de Roma, sobre polvo de ladrillo, con 3.748.925 euros en premios y en el que el serbio Novak Djovic (número uno del mundo) es actual bicampeón, participarán tres argentinos: el correntino Leonardo Mayer, el bahiense Guido Pella y el tandilense Juan Mónaco; mientras que el azuleño Federico Delbonis, como Del Potro, no lo jugará.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia