En su llegada al país, proveniente de Minnesota, donde fue intervenido quirúrgicamente por tercera vez, Juan Martín del Potro dijo tener "sentimientos encontrados" por su vuelta al circuito en el ATP de Sydney, luego de 321 días de ausencia, y la inmediata baja del Abierto de Australia ante el recrudecimiento del dolor en la articulación dañada.
"Estaba muy feliz por volver a jugar y en menos de 10 días tuve otra operación. Ojalá esto sea el final de una pesadilla que vengo teniendo hace unos años", anheló el tenista, que en 2010 fue operado en su muñeca derecha.
El argentino ganó dos partidos en Sydney, perdió el tercero y luego tuvo que renunciar al primer Grand Slam de la temporada cuando sintió molestias en un entrenamiento previo con el uruguayo Pablo Cuevas. El martes pasado Del Potro fue operado por el doctor Richard Berger en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota, para resolver el dolor que le causaba al impactar el revés a dos manos. Su rehabilitación comenzará en dos semanas.
"Nunca se me fue el dolor pero quería jugar. La verdad que, en Sydney, el dolor era muy alto y por eso decidí ir a ver al doctor. En menos de 48 horas me estaba operando otra vez. Espero recuperarme pronto y jugar muchos años más", comentó el tandilense, que se instalará en su ciudad natal para descansar.
"Es lindo estar con mi gente y mis amigos en Tandil. Nunca tengo tiempo, pero el año pasado tuve tiempo de sobra. Quiero volver a jugar lo antes posible y a disfrutar dentro de una cancha", contó.
"Lamentablemente más que ponerle buena voluntad y el cuerpo, no puedo hacer nada. Medicina todavía no sé. No bajo los brazos porque creo que puedo volver y espero tener una carrera larga", agregó el tenista, campeón del Abierto de los Estados Unidos en 2009. Ahora solo le resta esperar una pronta recuperación para volver a las canchas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia