El tandilense Juan Martín Del Potro regresó este lunes a la Argentina, luego de su frustrada participación en el Masters 1000 de Miami, donde perdió en segunda ronda frente al argentino Horacio Zeballos y debió abandonar en el cuadro de dobles, por dolores en una muñeca.

Del Potro aterrizó alrededor de las 8:00 en el aeropuerto internacional de Ezeiza y se retiró sin realizar declaraciones ante la requisitoria de un periodista de la agencia NA, que estaba en el hall de arribos de la Terminal A.

El tandilense se excusó por la situación y afirmó que "todo lo que tenía que decir" lo expresó en el comunicado que emitió el sábado por la noche, para alejar los rumores sobre una recaída en su muñeca operada.
Del Potro se bajó el sábado del partido de dobles que debía disputar por la primera rueda del Masters 1000 de Miami por un dolor en la muñeca izquierda. La noticia fue confirmada por Federico Delbonis, quien iba a ser su compañero en el duelo frente al austríaco Alexander Peya y el alemán Philipp Petzshner.

Luego de perder en el single de la tercera ronda ante el búlgaro Grigor Dimitrov, Delbonis contó que "antes de mi partido me dijo que le dolía la mano y que no se encontraba al 100% para jugar". "Me comunicó que le molestaba la muñeca. Hay situaciones en las que solamente hay que apoyar. No voy a obligar a nadie a hacer nada que no puede. Ojalá que el dolor sea algo generado por el desgaste de jugar estos torneos y nada más, y que muy pronto esté dentro de la actividad", dijo.

En su derrota del viernes ante su compatriota Horacio Zeballos, Del Potro sintió molestias en la mano que recibió tres cirugías y fue atendido por un fisioterapeuta, aunque pudo terminar el match. En la conferencia de prensa post partido, el tandilense minimizó el hecho y le atribuyó las dolencias a parte del proceso lógico de rehabilitación. Una vez conocida su deserción del compromiso de dobles, Juan Martín Del Potro negó que se haya resentido de su lesión y, a través de un mensaje en su Facebook oficial, dijo que todo marcha sobre los carriles esperados.

"Sería raro si no sintiera dolores en mi mano derecha. Fueron cuatro años de este problema, es imposible recuperarme en un mes", escribió en la red social. Además, se mostró satisfecho por la gira, dijo que "las piedras más grandes" ya las saltó y anunció que en "pocos días" se volverá a entrenar para preparar la gira por los torneos de polvo de ladrillo en Europa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia