Juan Martín del Potro destacó los buenos momentos disfrutados en Río 2016, donde volvió a sentirse competitivo en una cancha de tenis, un deporte que es su vida y que le ha hecho ser "feliz de nuevo".
"Entiendo que me tocó perder y sumar una medalla plateada, aunque siento que me llevo la de oro porque volví en un gran nivel de juego", destacó el tandilense, al que se lo notó cansado en cada palabra que emitió.
"El tenis es mi vida. Sufrí cuando no pude jugar y hoy el tenis me hace feliz de nuevo. todos los días he pasado algo maravilloso aquí y en la Villa y esto es porque juego al tenis. Poder golpear de derecha y que la gente lo admire, lo extrañé cuando estuve de baja. Ahora jugué ocho partidos seguidos. Más que nunca en mucho tiempo", dijo el tenista de Tandil con la plata en el cuello.
No obstante, el tenista es prudente. Es consciente de que aún le quedan cosas para poder competir al mismo nivel que los mejores del mundo.
"Me faltan muchas cosas. Tengo que seguir trabajando. Lo que deja tranquilo es el corazón que le pongo a todo. Para jugar con los mejores. Todavía tengo una debilidad que es mi revés. Es difícil ganar a los mejores sin hacer puntos ganadores con mi revés. El tenis me tendrá que poner donde sea pero esto ya lo tengo", añadió el tandilense.
Del Potro reconoció que el cansancio le afectó al principio del choque con Andy Murray. "Era tremendo el cansancio que tenía. Estuve descompuesto al principio, con ganas de vomitar a causa del cansancio. Me empecé a marear también y traté de dosificar energías. Pero estar ahí después del partido con Rafa Nadal y una pelea de cuatro horas en la final para mí es algo maravilloso", dijo.
"Ha sido algo mejor de lo que podía imaginar al principio del torneo. Una medalla es increíble y también la forma en la que lo conseguí. Me dejé hasta la última uña. No me quedan uñas en los pies. Para mí es un honor que la gente lo disfrute", relató.
Del Potro destacó la relevancia de unos Juegos Olímpicos, tradicionalmente mágicos con él. "Es algo que dije siempre. Lo importante que es ser medallista olímpico. Participar por lo menos. En lo que va de mi carrera nunca viví algo tan lindo como lo de estos días. También vivir en la Villa. Cualquier atleta da todo por estar en unos Juegos y nosotros también somos atletas. Es algo más que un sueño", subrayó.
Del Potro, ansioso por tomar un descanso, subrayó el permanente apoyo de la hinchada y la justicia en la victoria de su rival. "El cariño de la gente es difícil de lograr y eso vale como una medalla. Me voy satisfecho con la de plata y Andy Murray tiene merecida la de oro", concluyó
El tandilense mejoró en esta versión el tercer puesto de Londres 2012 y cayó en la final frente al primer tenista en ganar dos

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia