Se podría decir que es el piloto del mejor piloto de Salta, pero también hace de mecánico y realiza el apoyo logístico de quien además es su gran amigo. Se trata nada menos que de Tomás Acedo o conocido como "Cholo" en el mundo del rugby, donde se destaca en el Jockey.
En Villa Carlos Paz, el chofer, mecánico y amigo de Kevin Benavides dialogó con El Tribuno sobre su nueva tarea, dentro del rally Dakar.
Con 24 años, Acedo reconoce que no es casual estar en el mundo de los fierros, porque de chico corrió en enduro y en esa época forjó una gran relación con quien hoy es la gran figura de la provincia y uno de los mejores de la Argentina.
"A principios del año pasado comencé a trabajar con Kevin, a acompañarlo en sus viajes y su equipo me convocó al Dakar. Tengo idea sobre esto, porque corrí en motos de chico y desde hace un tiempo lo acompaño en todos los viajes".
Su relación va más allá del trabajo y en el círculo intimo de Benavides saben que Acedo es muy importante en la carrera, por ser su apoyo personal. "Somos muy amigos y él se siente muy cómodo conmigo", comentó.
Tras una primera jornada casi perfecta para Benavides, donde terminó sexto y se ubicó como el mejor argentino, el Cholo reconoció que pese a que no hubo competencia "hoy (por ayer) fue el día más duro hasta el momento, porque llegó cansado y con frío. Ahora estamos esperando como sigue la competencia, por el tema de los ríos que están crecidos".
Volviendo a su llamativo trabajo en este Dakar, las funciones de quien habitualmente juega los sábados en el torneo Regional del NOA es "manejar su motorhome personal, ayudarlo en sus cosas, en la logística. También darle una mano a sus mecánicos en lo que necesiten, a él con la hoja de ruta y que no falte nada para alivianarle el trabajo a su equipo, en el que cada uno tiene un rol".
Al ser un hombre de la ovalada, Acedo no dudó en ubicar a Kevin en una posición dentro de la cancha de rugby y afirmó que el piloto "jugaría de wing por la rapidez y por la garra que realmente le sobra. Es un tipo muy frío, que piensa muy bien las cosas antes de hacerlas y creo que en el rugby andaría de diez". Trasladando los roles, se entusiasmó en acompañarlo arriba de las dos ruedas y avisó: "Yo me animo a cualquier cosa, soy adicto a los fierros y con él en enduro". "¿Si me subiría a las motos?, obvio y si es en el Dakar, mejor".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia