Luego del gran triunfo de Leonardo Mayer, salió a escena el zurdo Federico Delbonis para jugar el quinto punto contra el brasileño Thomaz Belucci. El partido comenzó bien para el argentino, ya que se quedó con el primer set por 6-3, pero el partido debió suspenderse por falta de luz en la cancha emplazada en Tecnópolis.
Delbonis, nacido en Azul y ubicado en el puesto 83 del ranking mundial de la ATP, se imponía sobre Bellucci (87) luego de 42 minutos de juego, ante unas 4.000 personas que se quedaron a presenciar el partido en la cancha central de Tecnópolis, luego del maratónico triunfo de Leonardo Mayer (29) sobre Joao Souza (75).
El cruce entre el azuleño y el paulista se pospuso finalmente para hoy, a las 11, y, según informó la Asociación Argentina de Tenis (AAT), será con entrada libre y gratuita para el público que desee acercarse hasta el predio ubicado en Villa Martelli.
Delbonis jugaba muy suelto y así se llevó el set inicial con dos quiebres sobre el servicio de Bellucci, que le permitieron adelantarse 2-0 y 5-1, para definir luego por 6-3, tras ceder su saque una vez, en el 2-5.
El argentino prevalecía sobre el brasileño hasta que se acabó la luz natural y llegó la suspensión, luego de una jornada atípica en la que se batió un récord en la Davis, con la victoria de Mayer sobre Souza en 6 horas y 42 minutos.
El que resulte vencedor entre Argentina y Brasil avanzará a los cuartos de final del grupo Mundial 2015, instancia en la que espera Serbia, que se impuso en el clásico sobre Croacia.
Para que la gesta deportiva sea completa para Argentina, el zurdo Delbonis deberá completar lo que estaba haciendo muy bien frente a Bellucci, en una definición que recién llegará pasado el mediodía de hoy. Delbonis busca su cuarto triunfo sobre Belucci en los mano a mano.

La opinión

Lo de Mayer fue heroico
Por Ricardo Mardones

El partido parecía ganado cuando Leo Mayer logró ponerse dos sets arriba, pero ante jugadores de similares características se pueden generar incógnitas. Después de la ventaja del 2-0 a favor, Mayer se confió mucho y eso produjo que baje su ritmo de juego permitiendo la levantada del brasileño.
El quinto set pudo ser para cualquiera. Ya a esa altura ganar el partido pasaba más por una cuestión de actitud, de la “cabeza” más que por juego. Es inhumano jugar casi siete horas, sobre el final se notaba que ninguno de los dos corría. Por eso lo que hizo Mayer fue heroico.
Los argentinos nos malacostumbramos a ver partidos que se resuelven con mayor sencillez como lo hacían David Nalbandian y el mismo Del Potro. Pero con este grupo, Argentina está mucho más cerca de luchar por la permanencia en el Grupo Mundial. Del Potro puede darle otro matiz al equipo.
Hoy se define la serie y el partido entre Federico Delbonis y Thomaz Bellucci ofrece las mismas oportunidades de ganar a cualquiera porque son jugadores casi de misma posición en el ranking (Delbonis ocupa el puesto 83 y Bellucci el 87).
Belucci es un jugador que coloca bien la pelota y eso juega a su favor, pero Delbonis es contragolpeador y debe sacar rédito de eso. Será un partido tan duro como el Mayer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia