El tenista Federico Delbonis fue recibido por miles de personas en Azul, su ciudad natal y de residencia, que acompañaron la autobomba en que llegó el campeón hasta el Palacio Municipal. "Esto no me lo imaginaba ni en mis mejores sueños", aseguró Delbonis cuando en el edificio comunal habló con los periodistas luego de recibir la llave de la ciudad.
Embed
Envuelto en una bandera argentina y acompañado, entre otros, por su padre Horacio, Delbonis llegó a la plaza principal de la ciudad para luego meterse en el edificio comunal para ser recibido por el intendente Hernán Bertellys. Delbonis, un joven de perfil bajo, fue el ganador del quinto y decisivo punto el domingo en Zagreb, al imponerse en tres sets corridos a Ivo Karlovic.
Por eso lo impactó la recepción al llegar a la ciudad y luego llevado en un camión de Bomberos mientras mostraba a sus conciudadanos esa réplica de la Copa Davis que ganó junto a Juan Martín Del Potro, Guido Pella y Leonardo Mayer. "Me quedé helado con tanta cantidad de gente. Fue muy emotivo que me haya acompañado desde la entrada al centro de la ciudad", dijo.
Pareció una necesidad aclarar ante su pueblo que la consagración en la Davis no cambiará su vida personal. "Puede ser que cambie mi vida deportiva pero mi vida personal será la misma", sostuvo. En lo deportivo volvió a agradecer a Juan Martín Del Potro por el esfuerzo que hizo en el punto anterior y por haberlo llevado a jugar el decisivo, que, insistió, lo jugó "con el corazón".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia