Más de diez años han pasado desde que el básquet argentino consiguió el oro olímpico bajo la conducción de Rubén Magnano. Hoy, siendo entrenador de Brasil, el estratega se alegró por la incorporación de Carlos Delfino a la lista para Río 2016 y dijo que no pasará desapercibido en los Juegos Olímpicos.
"La presencia de Delfino no sólo le dará jerarquía al equipo argentino sino también a los Juegos Olímpicos en sí. Lo de Delfino es plausible, es admirable. Es gratificante hasta verlo cómo se entrena", elogió el técnico del seleccionado brasileño.
Delfino, hoy con 33 años, lleva más de tres temporadas inactivo en competencias oficiales, a causa de una grave lesión en su pie derecho, que redundó en siete intervenciones quirúrgicas para reconstruir la zona afectada.
"Es un jugador de esos que salen de tanto en tanto. Será emocionante volver a verlo dentro de una cancha", valoró el entrenador argentino que dejará su puesto al frente del combinado brasileño, una vez terminada la competencia olímpica.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia