Juan Martín Del Potro le ganó al español Roberto Bautista Agut, por 7-5 y 7-6 (4), en dos horas y 10 minutos de juego, y en las semifinales de los Juegos de Río 2016 se las verá este sábado nada menos que con el tercer favorito, Rafael Nadal.
El tandilense, medalla de bronce en Londres 2012, tiene ahora dos chances de lograr otra medalla olímpica, ya que aún perdiendo le queda la instancia del partido por el bronce.
Agotado, al borde del calambre, Del Potro hizo levantar al numeroso público argentino de sus asientos, jugando a todo o nada el tie break y ganándolo con las escasas energías que le quedaban. Quizás otra hubiera sido su suerte si el partido se extendía otro set.
"La Torre de Tandil" arrancó el juego en el court 2 del Centro Olímpico de Barra de Tijuca como una "aplanadora", le quebró dos veces consecutivas el servicio al español para ponerse 3-0, pero luego apareció errático, alternó puntos muy bien jugados con errores no forzados y Agut recuperó los quiebres e igualó en 5.
En ese momento emergió otra vez el Del Potro del comienzo, volvió a quebrar al español y con su servicio se llevó el parcial por 7-5 en 56 minutos.
En el segundo set otra vez Del Potro logró quebrar para ponerse 2-0 y otra vez por sus altibajos permitió la igualdad en dos. Cada uno conservó su servicio para llegar al tie break.
Y allí el argentino tuvo tres momentos bien marcados, primero dominante para ponerse 4-0, luego dubitativo para que Agut equilibre y por último echando el resto para ganar el set y el partido, sabedor de que no había reservas para más minutos de juego.
Así, con lo mejor (lo tenístico) y lo peor (su condición física) de esta versión 2016 post lesiones, Del Potro se instaló en una semifinal que no soñaba al comenzar estos Juegos y menos cuando su rival en primera ronda resultó nada menos que Novak Djokovic.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia