El club San Martín supo ser durante décadas una de las entidades decanas de la contención social y deportiva en el fútbol salteño, un polo de captación de futbolistas y, a la vez, una institución de salvataje para alejar de los malos hábitos a cientos de chicos de la zona oeste de la ciudad.
Lo cierto es que ayer salió a la luz una denuncia por discriminación hacia un puñado de recursos genuinos del club.
Daniel González, padre de uno de los chicos afectados, visitó la redacción de El Tribuno junto a los futbolistas en cuestión y algunos de sus compañeros, quienes hicieron causa común en apoyo a sus compañeros damnificados.
El denunciante en cuestión, que estuvo acompañado por el actual socio y excoordinador de las divisiones inferiores de la entidad, Mario "Malevo" Ferreyra, quien además fue despedido del cargo sin argumento alguno, según sus palabras, acusó públicamente a la dirigencia de la entidad del oeste, representada en su presidente Carlos Echazú, de cometer un acto de discriminación en contra de su hijo (Marcos González) y de otros dos jóvenes futbolistas de la entidad sanmartiniana (Luciano Quiroga y Marcos Medrano).
"En San Martín hay un presidente -Echazú- que hace y deshace a su antojo y no le interesa la materia prima del club, las inferiores, nada. No quiere ni siquiera que nadie colabore o genere recursos, si fuera por él no se jugaría ni el Anual. De todas maneras, las irregularidades que puedan existir en la dirigencia no es lo que nos interesa, hoy lo que nos trae aquí es el acto de discriminación que cometió este señor con tres jugadores del club", expresó González, padre de uno de los afectados, para después detallar: "Uno de los chicos (Quiroga) se fue a préstamo a Libertad de San Carlos, pero él tuvo que abonar 3 mil pesos para lograr la liberación de aquel club y volvió con el pase en su poder. Pero el presidente del club, además de no aceptarlo, lo echó y le prohibió el ingreso, cuando él tiene derecho porque es jugador de la institución y San Martín es una entidad social, no es la casa del presidente. Y tomó la misma determinación con los compañeros de Quiroga que se solidarizaron. Los chicos reaccionaron y lo insultaron por la bronca que les dio, pero están dispuestos a pedir disculpas".

La respuesta de la dirigencia

Desde la CD del club San Martín salieron a desmentir que haya existido un acto de discriminación en des­medro de jugadores del club. "Se cedió en forma de­finitiva a dos jugadores al club Libertad de San Carlos y se les explicó que tenían que pedir la liberación a ese club. Al parecer, en San Carlos, o no los aceptaron o terminó la participación del equipo en el Federal C. No hubo discriminación ni se echó a nadie. Esto es un amotinamiento injusto. Pronto habrá elecciones, se está esperando el llamado a asamblea y estas cosas le hacen mal al club", expresó un directivo de la entidad del oeste.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia