Mariano Huber, Pablo Lizondo y Sebastián Ozu asumieron esta temporada la responsabilidad de cambiar la historia del rugby salteño en el Campeonato Argentino de Uniones; con una joven generación de jugadores pudieron cambiar esos mitos que rodeaban a Los Mayuatos y convertirlos en protagonistas del certamen a lo largo de las cinco fechas.
Desde la primera jornada se vio otra actitud en el juego, con mayor compromiso en la defensa y con buenas opciones de ataque.
Sobre esto hablaron los protagonistas del seleccionado salteño, en especial su entrenador.
Huber no solo destacó la posición final que ocuparon sus dirigidos en el certamen sino también el juego establecido frente a Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Tucumán y Mendoza.
"Contra Mendoza, no fue nuestro mejor partido, nuestro juego puede dar mucho más de lo que se mostró hoy (por ayer en cancha); se jugó más con actitud que con otra cosa.
Puede ser que los nervios hayan jugado en contra, pero esta era un final y en una definición gana quien se equivoca menos y esos fueron los mendocinos. El partido fue deslucido para los dos, no fue nuestro mejor nivel, podemos dar más. Pero somos optimistas, y me voy orgulloso por lo que hizo este equipo", señaló Huber al equipo periodístico de El Tribuno que viajó a Mendoza para acompañar a Los Mayuatos.
El head coach siguió hablando y resaltó que seleccionado salteño salió a jugar de "igual a igual" frente a uniones que nos superan ampliamente en número de clubes.
"Este grupo se hizo fuerte, salió a jugar de igual a igual en todos los partidos, contra Buenos Aires que tiene 80 clubes y 40 en un alto nivel de competencia. Nos divertimos, la pasamos muy bien, se formó un gran grupo de amigos desde el principio. Hoy estoy muy triste por los jugadores, llegamos a trabajar con este grupo e hicimos lo mejor que pudimos", agregó el director técnico, visiblemente emocionado.
Luego agregó: "La vara quedó muy alta, no se si por la posición que finalmente ocupamos en el campeonato y si por el juego que realizamos. Salimos a ganar en todas las canchas, sabíamos que no podíamos ser solo participantes; si entrábamos a la cancha con eso en la cabeza nos podía ir mal.
Comenzamos a pensar en nosotros mismos y derribamos ese mito de que Salta solo puede jugar a través de sus fowards, que no puede jugar al rugby", cerró tras el encuentro que el seleccionado salteño perdió ante Cuyo en el oeste del país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia