En una versión caliente, River se tomó una gran revancha en el primer superclásico de la Copa Libertadores e hizo vibrar a sus hinchas en un estadio Monumental totalmente colmado.
River le ganó anoche 1 a 0 a Boca por el partido de ida de los octavos de final de la Copa pero la serie se definirá el 14 de mayo, en La Bombonera.
El gol de la victoria millonaria lo anotó el uruguayo Carlos Sánchez, a los 36 minutos del segundo tiempo, de tiro penal, tras una infracción de Marín a Gonzalo Martínez.
River terminó con un hombre menos, ya que sobre el final del partido se fue expulsado el delantero colombiano Teófilo Gutiérrez, por una dura entrada a Guillermo Burdisso.
El 'Millonario' logró una victoria vital ante el clásico rival, jugó mejor y se recuperó luego de varios tropezones en el campeonato de Primera División y en la Copa Libertadores, donde ingresó a octavos como el peor segundo.
En el primer tiempo, el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo jugó mejor que Boca con Leonardo Ponzio como figura, eje y voz cantante en el campo de juego. El ex volante del Zaragoza encabezó cada uno de los ataques de River que encontró a Boca flojo en la marca e impreciso con la pelota.
El partido fue friccionado por momentos, lo cual obligó al árbitro Germán Delfino a estar más atento que de costumbre, pero River, con presión en la salida de Boca, fue el que encontró espacios, en especial desde el sector derecho de la defensa "xeneize". Leandro Marín no dio garantías desde su puesto y Sebastián Driussi y Leonel Vangioni aprovecharon sus falencias para generar ataque.
El equipo de Gallardo tuvo las situaciones más peligrosas de la primera etapa con el remate desde el sector derecho de Rodrigo Mora que Teófilo Gutiérrez no alcanzó a empujar (10min), el cabezazo del delantero colombiano a las manos del arquero Agustín Orión (25min) y el mano a mano que tapó el ex San Lorenzo (27min).
Para colmo, Boca sufrió la lesión de Daniel Díaz (a los minutos salió con un traumatismo en el hombro izquierdo), su capitán, y en su lugar ingresó Guillermo Burdisso, que tuvo una aceptable labor.
El segundo tiempo comenzó distinto porque Boca ajustó marcas y precisión en el traslado de la pelota, mostró y actitud, y River fue todo lo contrario; entró "dormido" como generalmente dicen los protagonistas.
Los de Arruabarrena estuvieron muy cerca del gol a los 15 segundos, con el mano a mano que Barovero le ganó a Jonathan Calleri y antes del minuto, Nicolás Colazo aprovechó un rebote de la defensa de River y ejecutó un fuerte remate en la puerta del área que se fue cerca del ángulo superior izquierdo.
Pero cuando River la pasaba mal, Gallardo dispuso el cambio de Camilo Mayada por Ponzio (la figura del partido), Sánchez pasó al medio y el ingreso de Gonzalo Martínez le permitió al Millonario tener juego por las bandas.
En ese intento fue cuando Martínez aprovechó la "noche negra" de Marín, quien lo engachó en el área y le cometió penal. Delfino no dudó y el uruguayo Sánchez lo cambió por gol con un remate al ángulo inferior derecho de Orión, que se tiró para el otro lado para el delirio de los más de 60 mil hinchas que coparon el estadio Monumental.
Pero no está dicha la última palabra, falta la revancha del próximo jueves en la Boca.


  • Mirá la oportunidad que desperdició Calleri apenas arrancó el ST
Embed

  • Mirá el gol de Carlos Sáncez, de penal, para poner el 1 a 0 de River
Embed

Las formaciones:

River (1): Marcelo Barovero; Emanuel Mammana, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Matías Kranevitter, Leonardo Ponzio, Sebastián Driussi; Rodrigo Mora y Teófilo Gutiérrez. Director técnico: Marcelo Gallardo.

Boca (0): Agustín Orion; Leandro Marín, Daniel Díaz, Marco Torsiglieri, Nicolás Colazo; Pablo Pérez, Fernando Gago, Andrés Cubas; Cristian Pavón, Jonathan Calleri y Nicolás Lodeiro. Director técnico: Rodolfo Arruabarrena.

Goles: ST: 24' Carlos Sánchez, de penal (R)

Jornada: Partido de ida
Árbitro: Germán Delfino
Estadio: Monumental

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia