El parate por las elecciones les vino bien a Gimnasia y Tiro y a Juventud Antoniana para "parar la pelota", reflexionar, intensificar el trabajo, corregir los errores y hacer una autocrítica luego de las malas experiencias en Cipolletti y en Formosa, respectivamente. El tetradecagonal no ofrecerá respiro hasta octubre y ambos deben mejorar para no perder el tren de la ilusión. El santo retomará hoy las prácticas tras dos días de licencia con la obligación de recuperar la memoria y dejar atrás la última pálida imagen. La mayor preocupación de cara al partido con Defensores de Belgrano es Gastón Stang, con una molestia muscular. En el albo, que volverá a jugar el viernes de local ante Unión Aconquija, esperan por las recuperaciones de Mauricio Ocaño y Leandro Zárate.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia