Chile deslumbró con una apertura de Copa América de alto impacto en el Estadio Nacional, que combinó acrobacia y un gran nivel tecnológico en luces y fuegos artificiales.
Después del conteo tradicional, se pasaron en pantallas los lugares tradicionales del país como si fueran dibujos animados y se cantaron himnos primitivos de la zona, pero el primer impacto fue ver a doce acróbatas volando por el estadio llevando globos que representaron a los seleccionados participantes.

Embed

Embed

Embed

Embed


Embed

Esas esferas fueron bajadas hasta el centro del campo y se formó la tradicional Copa América.
En ese momento, comenzaron los juegos artificiales, el grupo chileno Noche de Brujas, con la voz de Kanela, entonó el himno oficial del torneo y apareció la mascota Zincha para bailar junto a niños.
Para el cierre, hubo un espectacular juego de luces, manejadas por sistema de wifi, y fuegos artificiales desde el interior del escenario.
En el final, la presidenta Michelle Bachelet, desde la cabina de transmisión de TV, dejó su mensaje.
"No podíamos no estar aquí en una noche tan especial. Ojalá que nos vaya muy bien y Chile se ha preparado mucho para esto", resaltó la mandataria, en la previa del primer partido del torneo entre los anfitriones y Ecuador, por el Grupo A.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia