Cuando Marcos Navarro apareció en una de las salidas desde la zona de vestuarios los micrófonos se abalanzaron sobre la humanidad del jugador, quien ayer convirtió -el tercero en el torneo- el segundo tanto de Juventud para asegurar la victoria frente a Unión Sunchales. "Fue un gol espectacular porque el Ratón Ibáñez hizo una gran jugada y había que empujarla nomás", relato Navarro a los medios sobre el gol.
Navarro consideró que esa conquista se presentó en el momento justo. "Estaba difícil, pero por lo que vi el equipo anduvo bien. Tuvimos muchas jugadas claras y no entraba la pelota. Gracias a Dios, el segundo entró. Es mérito de todos lo chicos que fuimos a buscar el triunfo y creo que es justa la victoria", resumió el jugador antoniano que las en últimas veces que ingresó le cambió la cara al equipo.
El futbolista también destacó que el juego de Juventud fue muy eficiente desde un principio. "Cuando salió el Gabi (Pérez Tarifa), lesionado, después el Ratón (Ibáñez) tuvo una muy clara. Nico (Aguirre) también se encontró con otra posibilidad de convertir y es lo que complicó al rival. Ya dije que nosotros tenemos recambio, buscamos el arco rival todo el tiempo y es porque todos estamos metidos", sostuvo.
En referencia a una jugada que Navarro le pegó a la pelota en forma defectuosa, contó: "Lo que pasó es que la quise definir a un palo y empujarla, pero le pegué muy abajo y se levantó, por suerte la otra ingreso para asegurar el triunfo".
De acuerdo a que con la velocidad tanto de Navarro y Nico Aguirre, Juventud complica más al rival, sostuvo: "Es lo que tratamos de aportar. El mensaje entre todos los campañeros es dar lo mejor para buscar el triunfo. Y captar el mensaje que nos pide el técnico. Con la frescura se trata de complicar al rival. Se me dio el gol y Chueco (Quinteros) la pudo meter de cabeza y eso abrió el partido para terminar mucho mejor".
El relación con lo que viene con San Martín de Tucumán, Marcos Navarro solo se limitó a comentar: "Ahora a descansar. Hay que disfrutar de este triunfo y de a poco ir armando el partido que se viene".
Por su parte, más breve en sus declaraciones, Joaquín Quinteros consideró que su gol resultó un aporte muy significativo. "Gracias a Dios pude convertir y eso nos dio tranquilidad, porque sino íbamos a entrar en el terreno de la desesperación". Luego agregó: "Es verdad que la venía remando desde muy abajo, algunas veces estaba y en otras no, entre los suplentes, y hoy (por ayer) me tocó estar y tuve la oportunidad de convertir el gol. Pero más me reconforta el hecho de que los tres puntos hayan quedado en ca sa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia