El vicepresidente de Rosario Central Luciano Cefaratti indicó este jueves que la entidad santafecina consideró que la final de la Copa Argentina ante Boca "se tiene que volver a jugar".
"El partido ante Boca se tiene que volver a jugar. El fútbol argentino pide que el partido se juegue de nuevo. Lo de ayer estuvo viciado de nulidad", aseguró el dirigente acerca del encuentro disputado en Córdoba.
Durante el mismo el árbitro Diego Ceballos tuvo al menos dos fallos que perjudicaron a Rosario Central ya que sancionó un penal tras una falta que ocurrió fuera del área y dio como válido el segundo gol de Boca cuando Andrés Chávez estaba en clara posición adelantada.
"El partido ante Boca lo ganó Ceballos, para él la camiseta de Boca tiene más peso", reveló, a la vez que remarcó: "Cuando Ceballos cobró el penal, me metí en el palco de (Luis) Segura (presidente de la AFA) a reclamarle".
Más tarde Cefaratti habló acerca del partido en el cual el próximo domingo el elenco rosarino recibirá a Boca por la última fecha del Torneo de Primera. "Apelamos que la gente de Central esté orgullosa del equipo y del técnico y deje atrás la bronca que le generó el partido de ayer. A pesar que no se consiguió un título, Central se destaca por el orgullo y la dignidad", culminó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia