No fue un día más el de ayer en Gimnasia y Tiro, por diferentes motivos. En primer lugar, el triste fallecimiento de Illiana, la esposa del presidente del club, Marcelo Mentesana, enlutó al albo, que a manera de duelo decidió cerrar el club y suspender todas sus actividades, incluso la práctica vespertina que debía comandar el hasta entonces entrenador Luis Enrique Rueda en horario vespertino en el Gigante.
Sin embargo, la decisión de los dirigentes estaba tomada desde el minuto final de la dolorosa derrota del albo con Andino, en La Rioja: pedirle la renuncia a Luis Rueda, rescindir con el entrenador y contratar, sin más pérdidas de tiempo a un nuevo DT, en este caso Salvador Mónaco, el elegido de la mayoría, quien llegó a un principio de acuerdo para dirigir el albo y espera la confirmación para estar el lunes en Salta y hacerse cargo del equipo.
Los dirigentes de la subcomisión de fútbol y la cúpula directiva (el vice Ricardo Kriegger, en reemplazo de Mentesana) se reunieron ayer para acordar con el Cóndor una "salida elegante", algo que ya asomaba difícil de producirse, teniendo en cuenta que el pasado miércoles, tras la derrota ante los riojanos, el mismo Rueda había dejado en claro que se negaría a renunciar y que sigue con fuerzas.
Y como si algo le faltaba a esta "novela", el todavía entrenador brilló por su ausencia y "plantó" a los directivos, situación que enfureció aún más a los que hoy manejan el club. Lo cierto es que por su faltazo terminó dilatándose la salida del Cóndor que, paradójicamente, sigue siendo formalmente el técnico hasta tanto no se produzca la rescisión.
Más allá de este desencuentro, la decisión de los directivos es irrevocable y terminarán despidiendo a Rueda, quien debería haber reflexionado, aceptado el fracaso, retirarse a tiempo y evitado esta salida desprolija y con tintes escandalosos, ya que un ídolo del club, amado por los hinchas por lo que representó como jugador, sin dudas, se merecía un fin de ciclo en otros términos.
Por su parte, aunque la rescisión aún no está consumada, desde la SCF informaron que el domingo, ante Concepción en el Gigante del Norte, el equipo será dirigido de manera interina por Federico Acuña, Víctor Cuéllar e Ignacio García Bes. Y, aunque aún se toman su tiempo para oficializarlo abiertamente, está casi todo acordado con Mónaco, a quien esperan el lunes con el buzo puesto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia