El plantel de Boca Juniors, que enfrentará mañana desde la 21.30 a Defensa y Justicia en el Estadio Mario Alberto Kempes por los cuartos de final de la Copa Argentina, se entrenó esta noche en ese escenario y tuvo la presencia de unos mil simpatizantes que ocuparon la cabecera sur.
En principio se había informado desde la organización del certamen que la práctica, que sirvió sobre todo para realizar el reconocimiento del campo de juego, sería a puertas cerradas, aunque el gran movimiento de hinchas y la presencia de la prensa hizo cambiar la postura, y se permitió el ingreso al estadio.
La llegada del equipo 'xeneize' esta mañana a la capital cordobesa generó un gran revuelo en el barrio Villa Belgrano, donde se encuentra el hotel en que está alojado el plantel que cuenta con Carlos Tevez, quien no hizo declaraciones a la prensa.

Embed

El que habló con los medios es el volante Marcelo Meli, se refirió a la situación de Tevez tras la lesión que le provocó al jugador de Argentinos Juniors Ezequiel Ham y dijo: "Sabemos lo que es Carlitos, lo que es como persona, y sabemos que no tiene malas intenciones, él se puso muy mal, pero ya está mejor y lo necesitamos".
"Si lo comparamos con otro fútbol como Europa", acá se juega muy fuerte, destacó el ex Colón de Santa Fe.
Por su parte, Fernando Tobio se refirió al encuentro de mañana ante Defensa y dijo: "Tenemos que tratar de seguir corrigiendo cosas y lo más importantes es pensar en nosotros. Sabemos que si hacemos las cosas bien tenemos más posibilidades de pasar".
Un dato curioso se registró en el entrenamiento de hoy en el Kempes cuando una simpatizante de Boca, quien lucía una camiseta con el número 10 y el nombre 'Carlitos', ingresó al mismo terreno de juego y en plena práctica abrazó al jugador del seleccionado nacional, quien la le devolvió el gesto y permaneció por unos minutos hasta que fue retirada por personal de seguridad ante la mirada de los compañeros del futbolista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia