La dirigencia de Central Norte y los hinchas están que arden con la Policía tras los incidentes del último viernes en el estadio Martearena.
Durante el empate de Central Norte y Mitre 1 a 1 hubo varios focos de conflictos, pero el más criticado fue el que ocurrió en la tribuna preferencial, donde la Policía falló completamente, ya que no armó el pulmón como debía, para separar a los barras de Mitre con las familias cuervas que se ubicaban en ese sector del estadio.
El operativo del último partido de Central Norte y Mitre a la dirigencia del cuervo le costó 27.370 pesos. Saldo, negativo. El operativo del último partido de Central Norte y Mitre a la dirigencia del cuervo le costó 27.370 pesos. Saldo, negativvo.
"El operativo de seguridad fue un desastre, falló en todo sentido, el cordón en la preferencial desapareció y allí se produjo lo peor", criticó Héctor D'Francesco el día después. Y siguió: "Se tendrían que hacer cargo de lo sucedido. Los de Mitre cruzaron la tribuna caminando como si nada. Una locura, así como buscan sancionar a los hinchas deberían tomar medidas con los encargados del operativo", disparó el vicepresidente de Central Norte.
"Pagamos más de veinte mil pesos por un operativo que no sirvió para nada", reiteró el directivo azabache.
Por otra parte, durante los incidentes en la preferencial los hinchas de Central que estaban ubicados en la platea identificaron al comisario Marcelo Lami, jefe de la Policía y que había ido a ver a su hijo, que fue titular en el cuervo, y lo increparon con gritos e insultos.
El jefe policial vivió momentos tensos y tuvo que resguardarse, ante la "apurada" de algunos plateistas. De todas maneras las cosas no pasaron a mayores.
El mismo Lami trató de poner orden durante los enfrentamientos en las afueras del Martearena.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia